RSS

Cosecha 2012: habrá menos uva pero de mejor calidad

Enólogos y agrónomos que asesoran a viñateros coinciden en que la merma en áreas y variedades será compensada con producción de alta gama.

Aún es temprano para predecir resultados de la cosecha 2012. Falta atravesar febrero y como mínimo, la primera quincena de marzo, para dar un pronóstico ajustado. El dato oficial es el que dio el INV en diciembre que prevé 5% menos de uva para Mendoza y 23% para San Juan. Al momento del anuncio, faltaba evaluar pérdidas por las últimas granizadas en la productiva zona Este, la más afectada por este fenómeno.

Una semana lluviosa en Mendoza, días nublados y lluvias en enero, mechados con jornadas de temperaturas muy elevadas, abren nuevos interrogantes sobre la calidad y volumen de la cosecha. Fuentes consultadas por Fincas – enólogos y agrónomos que asesoran viñedos en varias zonas y trabajan con productores asociados – coinciden en que habrá alguna merma en determinadas áreas y variedades, pero las opiniones difieren en cuanto a números. Coinciden, además, que la sanidad hasta ahora es buena y estiman que si se llega a término con buena madurez, la concentración para vinos de alta gama será excepcional.

Algunos apuestan a que habrá muy buenos rendimientos, sobre todo en tintas como Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Pinot Noir y Syrah. Otros advierten que las plantas de Malbec presentan racimos con menos granos; esto debido al “corrimiento” provocado por el zonda de principios de noviembre. En el Valle de Uco donde se notó más este fenómeno, la buena noticia es que nuevas fincas entraron en producción y se espera que esto devuelva los equilibrios.

En este punto concuerdan el ingeniero Marcelo Casazza y Carlos Danti, gerente de abastecimiento de uva del grupo LVMH, quien detalló que en Valle de Uco “no son grandes los rendimientos por hectárea, así y todo hay mucha más uva que el año pasado porque en esa zona muchos viñedos entraron en producción; además, al lado de la helada, el zonda fue un problema menor”.

.

Casazza dijo por su parte que en Valle de Uco se presenta corrimiento por el zonda de noviembre “pero nada grave, tal vez habrá un 5% menos de Malbec en el Valle; en las otras variedades hay más uva porque no hubo ni helada, ni granizo, y hay nuevos viñedos en producción; al Malbec el zonda lo afecta más porque es más sensible, eso tiene un beneficio, que es la menor producción y la mayor calidad”.

Cristian Ciaglo, que asesora fincas destinadas a vinos de alta gama en Pedernal (San Juan) y Valle de Uco estimó que el daño en Malbec por el zonda fue importante, sobre todo en propiedades que no hicieron buen manejo de canopia. “En promedio habrá menos uva, parte se va a compensar con la producción de las plantaciones nuevas, aunque no en su totalidad, puede que algunas fincas estén en un 15% menos de uva”, estimó.
.

Danti evaluó, por su parte, que este año la tasa de crecimiento de oferta de uva en la zona valletana “será mayor a la tasa de demanda de las bodegas”.

“No hay puja de precios como hubo el año pasado – afirma – Todo está más equilibrado. Hay un mayor orden en el mercado uvas en cuanto a precios, eso esa es una buena noticia”.

Otro tanto sostuvo el enólogo de Catena Zapata, Alejandro Vigil, después de recorrer fincas propias y de terceros. “Hay mucha uva y la compra de algunas variedades tintas este año será menor”. Los grandes jugadores aducen varias razones: contracción del consumo en los mercados de destino (incluido el mercado interno), stock de vinos 2011 esperando salir de bodega y nuevas fincas en producción.

Alivio en los problemas de provisión de agua

La escasez de agua que tenía preocupados a los viñateros en diciembre, se alivió mucho gracias a las recientes lluvias en toda la provincia. Ahora es la humedad la que amenaza a la viña por el riesgo de botrytis, peronóspora y oidio, pero los agrónomos admiten que los focos que han visto son puntuales. “Si sigue lloviendo, se deberán hacer más curaciones”, advierten.

“La provisión de agua no ha traído mayores problemas, las lluvias recientes ayudaron, la carga de azúcar viene un poco más baja, algo más atrasada la madurez; en las blancas que empezamos a cosechar mañana no se ve ningún problema sanitario. El 97% de la uva está sana, vimos algo de botrytis, pero en términos generales no hay problemas sanitarios. Si sigue lloviendo habrá que ver, el hecho de tener algo de corrimiento en Chardonnay ayuda un montón porque los racimos no están compactos, igual que en el Malbec” comentó Carlos Danti, quien en estos días comenzará a cosechar las uvas para base de espumantes.

La provisión de agua ha sido normal, confirma el ingeniero Casazza en función a los informes de los productores que asesora. “Con las lluvias vemos que mucha gente dejó de regar, por los suelos densos. Vimos sequía en diciembre y problemas con los turnos de agua pero actualmente hay agua y no se suspendió ningún turno, los turnos han estado regulares dentro de este período”.
.
El ingeniero Pablo Minatelli, gerente de viñedos de Norton subrayó que la situación es normal en sus fincas de Luján. “No estamos teniendo serios problemas de agua. Es cierto que el 50% de la superficie nuestra es riego por goteo y además tenemos represas que nos permiten acumular agua de turno y de bombeo; en algunas fincas tuvimos que bombear un poco más de agua, pero no es un año atípico. En las fincas que dependen del turno, fundamentalmente en el Este, los problemas de agua a principios de año se han sentido. Eso tendrá impacto en la producción”.

Añadió que esa falta inicial de agua se ha compensado con agua de lluvias, y ha complicado a muchos productores que no tienen las curas hechas, a esta altura tienen 2 o 3 cuando deberían llevar 7 curas, por eso estamos viendo algunos problemas de peronóspora y oidio”, confió.
En Valle de Uco el ingeniero Ciaglo puso el énfasis en las previsiones que deben hacerse a la hora de la inversión en equipos de riego.
.
“Es un año para reflexionar sobre el diseño de los equipos; donde hemos tenido equipos de riego bien diseñados en años como este con gran evapotranspiración, no tenemos problemas, no así en viñedos con diámetros chicos en los equipos. A nivel de pozos, vemos que las napas están deprimidas; por eso equipos de riego chicos, mal diseñados traen consecuencias muy negativas en años de gran calor como éste”.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.