RSS

Ucovin: los tintos superan a los de años anteriores

Los vinos de color del Valle de Uco mejoraron su calidad respecto de los de años anteriores, según se desprende de la décimo séptima edición de la degustación anual Ucovin, que se realizó el fin de semana. Los blancos resultaron ser menos expresivos. Los grandes ausentes fueron el Tempranillo y el Semillón. Los destacados fueron los Malbec, Merlot y Cabernet Sauvignon.

Los vinos tintos del Valle de Uco deslumbraron en la última edición de la degustación anual de ese alto y prestigioso oasis productivo mendocino.

Según Horacio Peinado, de la estación experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de La Consulta, San Carlos, “mostraron tan buen puntaje que nos sorprendimos. Fueron puntajes respecto a la calidad que superaron a los de años anteriores”, dijo refiriéndose a los vinos de color evaluados en la décimo séptima edición del ejercicio sensorial al cual asistieron unas 900 personas vinculadas a la vitivinicultura argentina.

“Fueron 15 las muestras analizadas. Estas muestras que nos ofrecieron una tendencia de cómo son los vinos de 2011 en el Valle de Uco fueron elegidas de unas 60 que aportaron las bodegas de la región. El análisis sensorial final estuvo a cargo de un panel de expertos que destacaron la expresión lograda por un Merlot, una variedad con poca demanda comercial y un Malbec de guarda con madera. El Malbec, si bien tiene pocos meses de elaboración tendrá como destino una guarda de unos 12 o 18 meses”, informó Peinado.

El experto vinario además destacó la calidad de los caldos Cabernet Sauvignon -elaborados en el Valle de Uco este año- y “especialmente un Bonarda que nos asombró, tanto por su concentración como por su expresión en boca y nariz. Claro que los Malbec degustados, que fueron 10, no dejaron de llamar la atención, también por el color característico con sus anillos violáceos muy profundos y por sus concentraciones”, dijo.

En tanto, reconoció que “los vinos blancos evaluados este año resultaron ser menos expresivos que los de ediciones anteriores. Se degustaron un Pedro Giménez, un Sauvignon Blanc y un Torrontés Riojano que mostró notas aromáticas no tan características como las que se buscan, por ejemplo, en los de La Rioja. Sin embargo no dejó de ser interesante el aroma de ese Torrontés debido a que sus aromas eran más sutiles, más elegantes”.

Peinado también admitió que “los grandes ausentes este año fue el Semillón, un vino blanco característico del Valle de Uco y el Tempranillo. Es una pena que no haya habido Semillón. El problema es que no elabora casi ninguna bodega”, reflexionó.

La degustación se realizó ante unas 900 personas, de las cuales unas 850 son oriundas del Valle de Uco, unos 30 fueron periodistas y el resto autoridades especialmente invitadas al suceso de la vitivinicultura de altura argentina, única por sus características agroclimáticas en el mundo.

Entre el jurado se destacó la presencia de expertos de la talla de Ángel Mendoza, Carlos Catania, Aurelio Sesto y Cristina Pandolfi, actualmente ambos representantes de la Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV), entre otros.

Fuente: MDZOL


Comments are closed.