RSS

Philip Reedman: “El mercado para vinos con carbono neutro aún es pequeño”

El australiano Philip Reedman, que integra el exclusivo título de Master of Wine, estuvo en Mendoza invitado por Green Solutions, donde realizó dos presentaciones y abordó las ventajas competitivas de los productos certificados como “carbono neutro”.

La primer presentación la hizo en el Hotel Villagio, invitado por Eno Rolland (la consultora del reconocido Michel Rolland). Allí, cató productos de algunas bodegas interesadas en vender vinos certificados. La segunda se hizo en Bodega Salentein en el marco de la Comisión de Sustentabilidad de Bodegas de Argentina.

Además, visitó las bodegas Rutini, Carinae, y Benegas e hizo un tasting en la vinoteca Sol & Vinos con Bodega Sin Fin.

Aprovechando la amplia experiencia de Philip Reedman, quien comercializa  vinos certificados como carbono neutro, FINCAS se acercó al Hotel Villagio y conversó con el profesional sobre distintos temas de sustentabilidad.

¿Por qué es importante la certificación vinos como carbono neutro?

Es importante certificarlos porque los vendedores de vino y sus consumidores tiene que saber qué es lo que están comprando. Si ellos desean consumir un vino carbono neutro, es indispensable que este haya sido certificado para demostrar las condiciones bajo las cuales fue producido.

¿Cuál es la reacción de los consumidores hacia estos vinos?

Por el momento es un mercado muy pequeño en el mundo, pero está comenzando su etapa de crecimiento. Cuando la cadena de suministros crece y se ofrece el producto libremente, los consumidores comienzan a buscarlo. De esta forma, se consumirá cada vez más este tipo de productos en el mundo.

¿Cuál es su opinión acerca de los vinos argentinos que buscan certificarse?

Todos los vinos que degusté hoy son muy buenos. He notado una gran mejoría respecto a aquellos que probé cuando visité Mendoza cuatro años atrás. En esa ocasión tenían demasiada madera. Es agradable encontrar ahora vinos con fruta más fuerte y madera menos obvia.

¿Que futuro esperan los vinos argentinos certificados?

Creo que las bodegas necesitan moverse antes que los mercados empiecen a exigir vinos certificados. Es una cuestión de tiempo para que los retailers británicos, los consumidores americanos o el monopolio escandinavo pidan estos vinos.

Lo mejor que pueden hacer es ser activos en este tema antes de que alguien los obligue o les pida que hagan algo rápidamente acerca de este tema.

¿Como se puede concientizar a los consumidores acerca de los beneficios de consumir vinos con baja emisión de Co2?

Esa una gran tarea para todos nosotros. Las bodegas certificadas tienen un rol importante al momento de crear la demanda y los que comercializan el vino (retailers) ayudarán a dirigir esta demanda, pero es un proyecto a largo plazo y debemos pensar en términos de 10,12 o 15 años para que se establezca y se convierta en una categoría significativa.
Sirve de ejemplo lo que pasó en Reino Unido con el chocolate y el café. A esas industrias les tomó 10 años para crecer y convertirse en grandes categorías.

Para educar al consumidor se debe trabajar en algunos aspectos claves. La etiqueta debe tener un logo visible, claro y fácil de entender para que sea identificable como tal en la góndola. Quienes van a comprar un vino certificado como carbono neutro, deben conocer el certificado del logo y saber el bien que están haciendo al comprar esa botella.

¿Cree que en el largo plazo los vinos sin certificación desaparecerán?

No creo que esto ocurra, pero espero que la certificación de la huella de carbono sea una norma de estandarización y que los consumidores los exijan para contrarrestar el cambio climático.

¿Qué segmento de precio es el más popular para los vinos certificados?

No hay muchos vinos en el mercado que estén certificados. Sin embargo, en el Reino Unido se vende una botella certificada por aproximadamente 6 libras. Esto es el 15% por encima del precio promedio de una botella normal.

¿Hay diferencia de calidad entre los vinos certificados y los vinos sin certificación?

No hay diferencia en la calidad del vino por tener el certificado de carbono. La forma de la botella puede ser diferente, pero lo que hace la diferencia es la calidad con que el productor trabaja sus productos, ese es el determinante.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.