RSS

Washington, DC: ¿hacia la grandeza?

Los pocos conocidos bodegueros de la región de Washington, DC están de parabienes: las temperaturas récord y la sequía de este verano les auguran una cosecha de ensueño, con la que esperan finalmente hacerse un lugar en el mapa de los grandes del vino. “Estamos contando con una gran cosecha este año”, dice Carol Wilson, quien, con su marido, Fred, elabora vino desde 1979 en la finca Elk Run en Mount Airy (Maryland), a unos 180 kilómetros al norte de la capital estadounidense. “Tuvimos mucha lluvia en la primavera, que dio a nuestra capa freática una gran cantidad de agua. Ahora hace calor y está seco… Estamos muy entusiasmados con esta vendimia”.

Las altas temperaturas y la poca lluvia no sólo estresan a las personas, sino también las vides, obligándolas a esforzarse más de lo habitual para extraer nutrientes del suelo, lo que produce una uva de mayor calidad. Y cuanto más viejas son las vides, más profundas son sus raíces, lo que hace que produzcan vinos de mejor calidad en un año seco y caliente.

En este viñedo de 10 hectáreas situado en las suaves y soleadas colinas del condado de Frederick, en Maryland, algunas cepas tienen 31 años de antigüedad.

“Podemos llegar a tener tintos fabulosos porque, si la temporada sigue así, vamos a conseguir altos niveles de azúcar y una buena madurez y desarrollo”, dice Wilson, recorriendo las viñas de Elk Run.

Cruzando el río Potomac, en la bodega Philip Carter, en Hume (Virginia), las vides más viejas tienen sólo 13 años, pero también se espera una cosecha buena, o incluso muy buena, este año.

“La cantidad de fruta en las viñas basta para mostrar que este año es significativo”, dice Pierre Agra, un francés experto en vinos que ha trabajado en el valle del Loira, en Burdeos y en la Provenza, y pasará los dos próximos años gestionando la bodega en Hume. “Tenemos un montón de fruta y la calidad es muy buena, por lo que este será un año importante”, dice.”Pero lo que realmente determinará si se producen grandes vinos, en el caso de los tintos, especialmente, que son vinos de guarda, es el período en que estamos ahora, entre el envero o inicio de la maduración, y la maduración en sí”.

El crucial período de envero en la vida de una uva coincide con la temporada de huracanes en la región de Washington DC, que podría acarrear fuertes lluvias en los viñedos. El exceso de lluvia en las próximas semanas podría hacer que la uva sea atacada por la podredumbre gris, una eventualidad que acabaría con la esperanza de los viticultores y de los consumidores de lograr una cosecha especial este año en Maryland y Virginia.

Pero para mediados de agosto, durante la bendición anual de las vides en la bodega de Philip Carter, la lluvia seguía sin caer. “Tenemos una oportunidad muy buena de tener una cosecha excelente”, dice Mark Parsons, jefe de relaciones públicas en esa bodega.

Mientras los bodegueros sueñan con la gran cosecha de 2011, los amantes del vino aprovechan para entrenar sus paladares y van de compras para discernir entre los matices de pomelo de los vinos rosados de Virginia y el sabor a mora de los tintos de Maryland.

Fuente: Mundo Vino


Comments are closed.