RSS

Identikit de los consumidores argentinos

¿Cómo, cuándo y por qué compran vino los argentinos? ¿Qué segmentos de precios prefieren? Éstas son algunas de las preguntas que encontraron su respuesta en un reciente estudio de mercado realizado por La Cave à Vine.

Un reciente estudio sobre los hábitos de consumo de vino en Argentina realizado por La Cave à Vin indica que los supermercados siguen siendo la principal boca de expendio de vinos en la mayoría de las franjas de precio.

La empresa de venta de vinos on line, nació a fines de 2009 y reúne a 28 bodegas de capitales franceses en Argentina. El estudio fue realizado en base a 600 encuestas respondidas por consumidores de diferente sexo y edades que residen en Argentina.

Entre los datos más relevantes, se destacan los relacionados con el momento en que el consumidor compra el vino. De aquí surge que la mayoría de los argentinos adquieren su vino en supermercados (59% compran frecuentemente o siempre en supermercados).

Además, se vive una era de consumidores cada vez más informados, que tienen interés y conocimiento sobre vino. El 86% de los encuestados aseguró que comprar vino es un placer y el 91% que le gustaría ampliar sus conocimientos sobre vinos. Este dato tiene repercusión en los hábitos de compra. Quienes lo hacen por placer, indicaron tomarse su tiempo a la hora de comprar. El 60% invierte más de 6 minutos en esta elección y el 16% más de 15 minutos.

Por otro lado, el 51% de los consumidores consultados mencionó que elige el vino según sus propios conocimientos y el 25% que toma consejos del vendedor. Otro factor determinante es la relación precio-calidad, que influye en el 61% de las compras.

Ventas en Internet: un canal atractivo

Según comunica Le Cave à Vin en su informe, se observa una tendencia al desarrollo de ventas de vino por Internet. El 25% de los encuestados dice comprar vinos por este medio de forma frecuente.

Dos años atrás, una investigación de The Nielsen Company revelaba que en 2008, el 19% de los consumidores argentinos había comprado al menos un vino por este medio.

Entre las ventajas que los consumidores encuentran a la hora de comprar por Internet, la más votada fue la comodidad, considerada la más importante por el 30,8% de los encuestados. En tanto, el 24,14% de los encuestados prefiere este medio de compra por los descuentos que allí se realizan.

En tercer lugar, pero con menor porcentaje (12.80%), se encuentra la facilidad de búsqueda.
Si hablamos de desventajas, la más votada fue el largo tiempo de plazo de entrega, con el 25,23% de los votos. Cerca estuvieron la falta de atención personal, que fue destacada por el 23,56% de los consumidores y la inseguridad (14,84%).

El cuestionario respondido por los consumidores incluyó un segmento que puso en la balanza a diferentes bebidas alcohólicas: vino, alcohol fuerte (vodka, fernet, ron, whisky) cerveza y cockatil.

Según indica La Cave à Vin, “es claro que el consumidor argentino es un gran aficionado de vino”. Los resultados arrojaron que el vino es la bebida preferida para el 78% de los encuestados y el 80% consume vino por lo menos una vez por semana. El consumo se hace casi siempre en casa a la hora de la cena o para divertirse con amigos.

“Analizando los gastos, se hace evidente que el consumidor paga el precio de tener vinos de buena calidad. El 50% de los encuestados gasta entre $20 y $40 por botella y el 40%, más de $40”, arroja el estudio.

Mujeres vs. Varones

La encuesta también pone en evidencia una diferencia entre hombres y mujeres. Los datos reunidos muestran que el 60% de las mujeres tiene conocimientos reducidos sobre el vino, contra el 37% de hombres en esta condición. Esto lleva a que el 56% de los hombres y el 42% de las mujeres elijan productos confiando en sus propios conocimientos.

Otra diferencia es la frecuencia de consumo. Solo el 16% de las mujeres consume una copa de vino cada día, mientras que para los hombres la cifra es del 26%.

Segmentación de los consumidores

Los resultados del estudio, permitieron a La Cave à Vin, elaborar una segmentación de los consumidores argentinos en seis clases, según su perfil de consumo:
En el grupo 1, se encuentran los que no consumen y no tienen interés en vino. Sólo compran vino ocasionalmente para ofrecer o celebrar un evento especial, ya que prefieren otras bebidas sustitutas.

Al segundo grupo, lo conforman aquellos que compran vino para festejar. Son jóvenes que no tienen muchos conocimientos sobre vino y lo toman únicamente en fiestas. Su bebida preferida es la cerveza y a la hora de beber vino, prefieren vino blanco o espumante. Buscan vinos baratos y de marca conocida.

En el grupo 3 están aquellos que consumen cantidades importantes. Buscan la practicidad. Prefieren los mejores precios (gastan menos de $20 en una botella). La mayoría son mujeres sin demasiados conocimientos en vino, que toman vino varias veces por semana y compran en supermercados.

Los consumidores tradicionales integran el grupo 4. Son hombres mayores (más de 45 años), que toman un vaso de vino cada día con la cena, buscan descuentos y compran casi siempre en supermercados en cantidades importantes, con un gasto promedio de entre $20 y $40 por botella.

El grupo 5 incluye a los conocedores. Tienen mucho interés y conocimientos intermedios en vino, les gusta pasar tiempo comprando, sobre todo en vinotecas. Gastan entre $40 y $60 por botella.

Finalmente, en el grupo número 6, se encuentran los expertos. Saben mucho de vino y buscan ejemplares raros, innovación y alta gama. Gastan más de $60 por botella.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.