RSS

Vinos: siguen aumentando los insumos

Los sectores vitivinícolas continúan preocupados por el permanente incremento en los insumos, lo que hace perder competitividad a los vinos argentinos en los mercados externos.

Dentro de una semana “tranquila” en lo que a novedades se refiere, la industria vitivinícola continúa preocupada por el permanente incremento en los insumos. Una situación que, ligada a un dólar planchado genera la pérdida de competitividad en los mercados externos.

Para algunos, inclusive, ese aumento en los insumos provoca también que no se produzcan aumentos en los caldos. “Con una inflación del 30 ó 40 por ciento, no hay cuerpo que aguante”, dijo preocupado un productor de la zona Este.

En ese marco de situación, dentro del sector vitivinícola se señala que la industria debería permanecer al margen de la discusión entre las provincias por la promoción industrial y trabajar en conjunto en la búsqueda de medidas que sean superadoras para la vitivinicultura. Hubo -se indicó- varias reuniones con el Gobierno provincial y se volvió a plantear la necesidad de desgravar un porcentaje de las exportaciones del impuesto a las ganancias. Es el tema que aparece “más probable” para discutir.

De todos modos, se indica que también habría que tener en cuenta otros grandes elementos: los insumos, el trabajo y la productividad de la materia prima.

En el caso de los insumos, durante la semana se produjo un hecho no menor, como es el aumento en el precio del vidrio, un factor muy importante para los fraccionadores y muy especialmente para quienes exportan.

Según se indicó, una parte importante en la fabricación del vidrio tiene que ver con la soda solvay y la energía, por tratarse de procesos continuos. Y la crisis que se ha producido en el sector energético ha provocado que las industrias hayan tenido que dejar de utilizar gas para mantener los hornos con fuel-oil. “Nos están afectando factores exógenos, pero en la realidad perdemos competitividad”, destacó un dirigente de la Unión Vitivinícola Argentina.

En el caso del trabajo, hay preocupación por lo que sucede con los trabajadores temporarios, que también están afectando los costos, más aún cuando sectores de la vitivinicultura sanjuanina han acordado con el Renatre. Ese acuerdo tomó por sorpresa a los dirigentes locales, porque se había acordado anteriormente con el resto de las provincias vitivinícolas de discutir los temas del sector con Soeva, el gremio que agrupa a los trabajadores del sector.

“No entendemos lo que pasó, porque a principios del año pasado el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó una resolución en la que se decía que los trabajadores vitivinícolas estaban excluidos del Renatre”, destacó un dirigente de Bodegas de Argentina, quien agregó que si bien lo que tiene validez legal es la resolución del Ministerio de Trabajo, la actitud de una cámara sanjuanina “no es un buen antecedente”.

En lo que hace a la productividad, señaló la fuente que con la aparición de nuevos competidores en el mundo del vino, el tema de las fincas también debe estar en la cima de las discusiones. “Si nos quedamos, si seguimos como está, podríamos estar generando una mini crisis, porque priorizamos el precio alto y perdemos mercados”, se indicó.

Brasil

La misión argentina a Brasil dejó bastantes conclusiones. En primer lugar, pudo inferirse que el sector de la vitivinicultura que está en crisis es el que se encuentra en Bento Gonzalvez, donde se hallan los productores tradicionales, los minifundios y las variedades híbridas. Pero hay otras zonas, como Pernambuco -en el norte de ese país- en el Sur (en Santana do Livramento) y en lugares cercanos al Uruguay, donde se está trabajando con variedades nobles y donde se están elaborando vinos de calidad.

“Son inversiones millonarias, con un plan a largo plazo”, dijo uno de los asistentes a las reuniones, quien agregó que “en la realidad, mientras a la Argentina le están poniendo trabas y la están tratando de relegar, ellos están ganando tiempo. Son alternativas bastante competitivas para los sectores medio y altos”. A modo de conclusión en este tema, el informante señaló que “hay que tener cuidado, porque no todo está como ellos dicen que está”.

Serán aspectos centrales de la reunión anual que realizará la Coviar a fines de año, en la intención de asegurar competitividad ante los nuevos actores que aparecen en el horizonte.

El tema final del comentario para una situación que se plantea en la zona Este. Se indicó que se firmó un convenio entre el Centro de Viñateros y Bodegueros con la Cooperativa Alto Verde y Algarrobo Grande, por el cual la misma no cobrará multas por el exceso de potencia contratada correspondientes a los meses de junio y julio del corriente año y cuyo exceso se haya producido en el mes de mayo, destacando la entidad gremial que esperaba que el resto de las distribuidoras de energía adopten un criterio similar.

También se refirió al tema de la “energía plus”, indicando que se han dirigido a la Secretaría de Energía de la Nación para plantear el problema que afecta a las Pymes cuyo consumo de energía sea superior al que se le determinó con referencia al año 2005. Se toma esa cifra como parámetro de comparación y las empresas deben abonar multas por un importe que en total de la factura supera el 40, 50 y 60 por ciento, lo que la entidad calificó como “un verdadero impuesto o castigo al crecimiento”.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.