RSS

Cafayate tiene avidez por dar más formación a su personal de bodegas

Cafayate, a través del vino.

La periodista especializada en vitivinicultura deja su impresión sobre la actualidad del valle en torno al mundo del vino, la gastronomía y a la capacitación que ambas requieren. Conclusiones todas, realizadas a la vuelta de su viaje por la provincia norteña en una visita en conjunto a Wine Institute.

Cafayate crece a ritmo constante. Las mejoras en viticultura y elaboración que registró la zona en la última década hicieron que en la actualidad sus vinos sean reconocidos internacionalmente. Esta pequeña población situada a 200 kilómetros de la ciudad de Salta, está desarrollando rápidamente su gastronomía, e incorporando muchas mejoras en hotelería.

En torno a la histórica plaza, hoy se pueden encontrar varios restaurantes gourmet de cocina fusión andina de muy buen nivel y varios hoteles pequeños, remozados con muy buen gusto.

Actualmente Cafayate cuenta tanto con bodegas boutiques, modernas y tecnológicas, como con grandes emprendimientos con historia, de la talla de El Esteco y Etchart que mantienen sus fachadas coloniales, pero incorporan tecnología y procesos industriales de última generación para satisfacer la constante demanda mundial de sus vinos.

Si a eso sumamos la tranquilidad de la zona –los lugareños duermen con las puertas abiertas–, las noches diáfanas plagadas de estrellas y los 340 días de sol (la heliofanía más amplia de Argentina), podríamos decir que este diminuto valle es un verdadero paraíso que cada año convoca más y más turistas.

El gran auge de esta micro-región de los Valles Calchaquíes, por tanto, ha dado lugar a una creciente demanda en capacitación. “Mendoza como centro de la viticultura Argentina, tiene muchos elementos para responder a esta demanda, por eso es un gusto viajar a Cafayate y compartir lo que sabemos”, comentó Analía Videla -directora de Wine Institute (Mendoza y Buenos Aires)-, quien hace algunas semanas atrás brindó en Cafayate una de las primeras capacitaciones intensivas en servicio del vino, idiomas, maridaje, ventas, enoturismo y marketing. Convocada por la bodega Vasija Secreta, Videla -junto a las docentes Carolyn Gallagher y Luisina Sánchez- brindó una capacitación de 3 días que convocó a la mayoría de las bodegas del valle.

Guías de turismo, enólogos, ingenieros agrónomos, administrativos, personal de restaurantes y de otras áreas de bodegas, formaron un grupo de 30 personas que por tres días recibieron un curso intensivo, con teoría y práctica. “Hay un gran nivel de formación en la gente, es notable el desarrollo que tiene la gente de la región en la identificación de los aromas; creo que es su cercanía con la naturaleza lo que los hace tan especiales”, recalcó Videla.

El éxito del curso fue grande y las bodegas pidieron un bis; Wine Institute ha organizado ya dos cursos más antes de que termine el año para desarrollar en Cafayate, el primero en agosto y el segundo en octubre.

Fuente: MDZOL


Comments are closed.