RSS

Caen las exportaciones de vino fraccionado

Es en el segmento de precios que ocupa la caja de 18 dólares. Desde el sector, aseguran que la baja en los envíos al exterior se debe a la pérdida de rentabilidad.

El informe de exportaciones enero-mayo para Vinos de Argentina A.C. elaborado por Caucasia Wine Thinking, muestra que entre enero y mayo de 2011, el vino embotellado tuvo un crecimiento interanual muy bajo en volumen, 1,8% (hasta abril era 1,2%), pero estable en facturación, 16,1%.  Si se suma el resto de los envases, la caída en volumen es de -1,5% (de enero a abril era de -3,6%).

“Los vinos embotellados mantienen la tendencia alcista en facturación, pero el volumen se han estancando. En el mes de mayo se exportaron US$ 65,3 millones y 1,9 millones de cajas que, sumados a los 4 meses restantes hicieron un total de US$ 288,3 millones y 8,5 millones de cajas. Comparado con enero-mayo de 2010, las ventas al exterior aumentaron 16,1% en divisas y sólo 1,8% en volumen”, detalla el informe.

Esta variación se funda, sobre todo, en la abrupta caída de la caja de U$S 18 FOB (43%) y en el estancamiento en volumen de exportaciones de la caja de U$S 18 a U$S 29 FOB; 8,7% en la comparación interanual. Los equilibrios se mantienen muy finos en la caja de U$S 33 FOB con una demanda que creció sólo el 10% versus una facturación que creció el 11%.

Como contrapartida, y tal como señala el informe de Caucasia, mayo fue un excelente mes para las exportaciones vitivinícolas, principalmente para los commodities. El volumen de vino a granel exportado creció por encima del 49% y la facturación un notable 69%, aunque el precio promedio por litro no aumentó más de 10 centavos de dólar.

“En commodities, comparado con mayo de 2010, el crecimiento en volumen fue de 36,2%, mientras que en facturación fue de 38,3%”, indica el reporte.

En total, las exportaciones alcanzaron los U$S 380,3 millones  y 140,3 millones de litros en estos 5 meses, lo que interanualmente implica un crecimiento de 19,3% en facturación y 10,4% en volumen.

Pérdida de valor agregado

“Estamos dejando de exportar vino fraccionado, estamos retrocediendo 10 años exportando granel”, opinó de forma contundente  Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina. “Es una buena noticia que se exporte más granel, porque tuvimos una mejor cosecha, pero es una muy mala noticia que caigan las exportaciones de la caja de 20 dólares”.

¿Qué sucedió en el camino? “El dólar aumentó al 5% anual y los costos de producción se incrementaron 25%”, recitan como un mantra los bodegueros.

La noticia de que aumentó el precio promedio de exportaciones, de U$S 29 a U$S 33 la caja es un anuncio que tiene dos caras. Por un lado, el precio promedio de exportación aumenta 14% pero cae el vino de U$S 22 a 24 la caja. “Por el tamaño que tenemos como país, éste es el volumen y el precio que tenemos que exportar, porque no somos Nueva Zelanda y hoy no podemos darnos el lujo de querer exportar a U$S60 la caja como ellos”.

Y continuó. “La zona Este que produce 200 quintales por hectárea e hizo una gran reconversión varietal, produce la caja de 20 dólares. Ahora, ¿qué vamos a hacer? ¿Exportar ese vino a granel? Ya pasamos esa etapa”.

El vino es una industria que genera valor agregado. De una caja de vino por 12, el vino representa el 40%, lo demás son insumos secos de origen local, mano de obra, tecnología, maquinaria; si caen las exportaciones de embotellado, esto también cae. Además, se pierde el trabajo de marca que se hizo y se deja de hablar de Argentina. Lo hemos visto en los supermercados de Inglaterra; el vino dice Malbec, abajo chiquito Argentina y mucho más atrás la marca. Éste es un valor que se pierde muy rápido porque el consumidor te olvida”, alertó Pina.
Estrategias

Luis Steindl, COO de Norton, compartió la opinión de Pina: “Que Argentina se posicione nuevamente como exportador de vino a granel, significa que es un vendedor de vino barato y no de vino de calidad. Tenemos que tratar de vender lo más caro posible porque eso es lo que hace marca”.

Esto se traduce en estrategia empresarial. Bodegas como Norton empujan su mix de productos más caros, de U$S 40 hacia arriba, haciendo esfuerzos en mercados que generan valor y abandonando otros que pagan menos. “En nuestros números cerramos con precio promedio arriba de U$S 40 la caja promedio, con volúmenes altos; crecimos un 15% en volumen y en facturación bastante más. Con todo, hay una gran erosión de márgenes debido al gran incremento de los costos internos”.

Hoy, la competitividad más fuerte de Argentina, el segmento que contiene mayor volumen, es el de U$S 30 – 34 la caja, donde la rentabilidad está quedando muy escasa.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.