RSS

Bodega Antucura y Eno.Rolland: Analizamos la cosecha 2011

En el corazón de Valle de Uco, en la calle Barrandica de Vista Flores, Tunuyán, a unos 100 kilómetros al sudoeste de la capital mendocina, se encuentra Bodega Antucura, de la editora del sello Caviar Bleu, la francesa Anne-Caroline Biancheri, con un viñedo de 100 hectáreas de Malbec, Pinot, Cabernet Franc, Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Syrah, y Merlot.

Este fue el magnífico escenario de un nuevo encuentro de los periodistas vitivinícolas nucleados en el CAPEVI, invitados por el staff de Eno.Rolland.

La Bodega Antucura fue alquilada por el Laboratorio Eno.Rolland, la consultora del francés Michel Rolland, considerado el enólogo más famoso del mundo, y uno de los personajes más influyentes en el mundo del vino, asesorando a más de 100 bodegas en 13 diferentes países, lo que le valió el mote de ‘flying winemaker’.

Si bien hay un pequeño grupo de hacedores de vino reconocidos como los vectores técnicos en los que se apoyó el sector para lograr los grandes caldos argentinos que hoy gozan de tanto prestigio, es a Rolland –por su condición de “gurú del vino”- a quien se nombra por haber logrado posicionar al vino argentino en el primer plano del concierto internacional.

Fue sin dudas él quien motorizó las inversiones extranjeras –a partir del Clos de los Siete-, y quien puso al Malbec en el pedestal y el máximo reconocimiento internacional que hoy tiene.

Gabriel Aristarain, Marcelo Canatella, Gabriela Celeste y Laureano Gómez nos recibieron en Bodega Antucura.

Gabriela Celeste, directora ejecutiva y socia del encumbrado winemaker, dijo: “Eno.Rolland es una consultora que nació de la idea de Michel Rolland, y nos invito a participar de este proyecto en 1999 como consultora de bodegas y sobre todo como laboratorio de análisis. A partir de allí fuimos incorporando distintas áreas, y hoy podemos asesorar en todos los pasos intermedios, hasta llegar a la elaboración del vino. Tenemos unos 200 clientes de todos los oasis vitícolas de la Argentina, y alguno del Uruguay”.

Gabriela Celeste, anunció el programa "Winemaker por un día”, previsto para el próximo 11 de junio, donde los entusiastas del vino van a poder preparar en una jornada sus propios cortes de vinos, guiados por expertos. Esos vinos se guardarán en barricas de roble francés, se personalizarán con sus propias etiquetas, y tras un tiempo de añejamiento cada uno de los que realicen el programa tendrán unas 300 botellas de su propio vino a un costo aproximado de 30 pesos por botella.

“Con Antucura trabajamos desde 2004. En  1999 plantaron sus primeros viñedos, y en 2004 se hizo la primera vinificación, donde participamos nosotros. La capacidad de la bodega era demasiado grande para la producción que ellos necesitaban realizar, y fue entonces que le propusimos alquilar su bodega para que nosotros pudiéramos elaborar aquí y ocupar esa capacidad ociosa con otros clientes de Eno.Rolland para hacer sus propios vinos”, agregó.

Un excelente momento vivimos los periodistas del Capevi con el staff de Eno.Rolland en la Casa Antucura, adelantando los festejos por el Día del Periodista.

“Fue así que hicimos un convenio con Anne Caroline Blancherie para alquilar la bodega, operarla con Eno.Rolland, y mantener a Antucura como uno de los clientes dentro de lo que es la bodega, por supuesto que es un cliente preferencial, porque son los dueños de casa”, explicó la ingeniera agrónoma.

Adentrándonos en el análisis de lo que caracterizó a la cosecha de este año, el encargado de la parte vitícola de la consultora, Marcelo Canatella, analizó: “Lo que pensamos que lo iba a marcar fuertemente fueron las bajas temperaturas que tuvimos en el mes de noviembre. El 9 de noviembre (de 2010) la temperatura llegó en Agrelo, Perdriel, en sectores del Este, y en varios lugares de Valle de Uco, algunos sectores de Altamira, por debajo de los 0 grados. Eso tuvo un efecto determinante, y en algunas zonas y algunos varietales tuvieron la pérdida total de la producción”.

“Se recuerda otra helada así en noviembre de 2004; y el 4 de noviembre de 1992. Promedio, 1 cada 10 años. Son las últimas tres heladas que marcan los últimos 20 años. Estas heladas tardías, en las primeras semanas de noviembre, son las que más daño hacen, porque las plantas desde el punto de vista productivo, no tienen tiempo para recuperarse, para dar una segunda flor. Lamentablemente, lo íbamos a poder evaluar recién en marzo o abril”, rememoró el ingeniero agrónomo.

Ante los agoreros, y que ‘a priori’ se hablaba de un precio del Malbec por las nubes, el experto explicó: “Todo Mendoza estuvo afectada por las bajas temperaturas, y uno de los interrogantes era la calidad y la cantidad de Malbec que íbamos a tener en la cosecha. Entonces, por una ley lógica de oferta y demanda, se empezaron a hablar de precios irrisorios, 9 o 10 pesos, sin diferenciar calidad, ni zonas. Al final, el precio del Malbec terminó en relación al del año pasado, con un reajuste en general del 20 a 25 por ciento más en relación a la inflación”.

En relación a la calidad enológica de esta cosecha, el experimentado enólogo Laureano Gómez, sostuvo: “Creo que es el año de nosotros, los enólogos. Hay un trabajo importante en el viñedo, que consiste en el raleo. Nosotros raleamos la viña para bajar la cantidad de kilos, y que la planta trabaje para esos pocos racimos que quedaron. Este año hemos tenido la buena mano de la helada, en donde no se notó el daño completo, e hizo un raleo como con pinzas. En el mismo racimo donde teníamos 120 gramos, en esta cosecha tuvimos entre 90 y 100 gramos. Algunas flores abortaron, y el racimo vino más suelto, más expuesto, y de gran calidad. Hemos tenido un vino de mayor concentración, menos producción y mayor calidad. Se produjo un raleo de manera natural”.

“La potencialidad enológica de esta cosecha es altísima, va a dar para una muy buena guarda, con unos vinos para disfrutar dentro de algunos años. La relación escobajo-uva iba a ser diferente, granos más chicos y menos cantidad, con el mismo número de escobajos. Tuvimos mínimo un kilo menos de uva por cada caja. ¡Ha sido una cosecha excelente!”, enfatizó Gómez.

En relación al crecimiento del Malbec, Gabriela puntualizó: “Yo creo que va a seguir creciendo. No porque siga creciendo la demanda en los mercados donde ya está, tal vez en ellos pueda crecer un poco más, pero hay mercados nuevos que ni nos conocen, por ejemplo en Asia, que cuando empiecen a consumir y que les guste el Malbec, ellos son muy demandantes, por lo que proyectamos que todo va a ser poco”.

Parte del grupo que compartió el encuentro en Antucura, donde se analizó la cosecha 2011, a la que se calificó como excelente.

“Yo creo que Estados Unidos que es un mercado muy fuerte para la Argentina, en un futuro quizá se cansen del Malbec porque ya llevamos varios años. Es un mercado maduro que a lo mejor, como en todo proceso, va a tender a declinar, pero paralelamente se están despertando nuevos mercados. Yo al Bonarda no le veo tanta proyección como al Malbec. Nosotros pensamos que de Estados Unidos van empezar a venir por otros vinos: los cortes”, pronosticó.

A su vez, Laureano, aportó: “Yo creo que todavía hay mucho por hacer y seguir investigando con el Malbec. Hoy, por ejemplo, hemos probado un espumante de Malbec. Y el Malbec se porta excelentemente bien en cortes”.

Canatella, aportó: “Hay una realidad: el Pinot Noir se pagó 3 pesos a 3,30, contra entre 4,80 y 5,20 un kilo de Malbec en Valle de Uco, en la misma finca de Vista Flores”.

En relación al próximo viaje que realizarán a la Vinexpo, en Bordeaux, Francia, Gabriela dijo: “Yo estuve  en el stand de ‘Rolland Collection’ hace dos años, presentando los vinos de Michel Rolland, y venían muchísimos asiáticos de distintos países, y ellos querían solo los vinos franceses. Nosotros les proponíamos los vinos argentinos, y no querían saber nada. Yo tengo mucha expectativa para este año, porque estoy segura que van a pedir los vinos argentinos. Quiero ver ese cambio, la evolución del mercado, porque la Vinexpo es una Feria Internacional tan grande, donde hay tanta gente, con tantos oferentes y tanta gente que va a buscar vinos, que es un termómetro para ver donde estamos parados”.

Casa Antucura: una conjunción de arte, literatura, y naturaleza ‘El arte no es el pan, pero sí el vino de la vida’- Jean Paul Richter

Luego de visitar la bodega, donde el joven enólogo Gabriel Aristarain (sobrino de Adolfo, el director de cine de ‘Un lugar en el mundo’) nos hizo degustar al pie del tanque algunos caldos aún en plena fermentación, nos cruzamos por los hermosos jardines hacia la Casa Antucura, un hotel boutique de alto target, sólida elegancia, donde la profundidad del arte plástico se asocia con la literatura, logrando una conjunción hacia el placer del buen vivir.

Allí nos recibió Hernán Garrot, quien está a cargo del exclusivo hospedaje de tan solo ocho habitaciones: Cuatro Master Suites y cuatro Junior Suites. Pileta de 25 metros rodeada de un espectacular parque para disfrutar del aire libre y del hermoso paisaje andino. Zona de relax y tratamientos corporales. Microcine. Y que la opinión de los visitantes, en este mundo 2.0 de ‘prosumidores’ la ubicó en el primer lugar en la categoría otros alojamientos en Mendoza en la reconocida Trip Advisor.

Desde la maravillosa cúpula de Roggerone hasta el exquisito mural de Ceverino, pasando por las imponentes esculturas de Chiavazza, las potentes pinturas de Thorman en las habitaciones y la original vaca del Cow Parade, cada espacio de Casa Antucura transmiten en lenguaje artístico el máximo disfrute de la vida, que –como el vino- no sólo alegra nuestros sentidos sino que se detiene en nuestro espíritu para enriquecerlo.

La Biblioteca es sin dudas el corazón de la casa, que deslumbra por sus más de ocho mil volúmenes que tapizan las paredes de la galería superior en donde están las habitaciones. Una sorprendente variedad de ejemplares en diversos idiomas componen un banquete literario para quienes buscan descansar el cuerpo y cultivar el alma.

La chimenea, a un costado de la planta baja, coronando los suntuosos livings, con una buena copa de vino en la mano, invita al diálogo, y fue el lugar elegido para analizar con los expertos que integran el staff de Eno.Rolland lo que dejó la actual cosecha.

El almuerzo fue acompañado con “Carinae Malbec 2008 Gran Reserva”; seguimos con “Casarena Cabernet Sauvignon 2009”; y finalmente el “Malbec De Ángeles 2008”, todos vinos que cuentan con el asesoramiento de Eno.Rolland

Laureano Gómez nos presentó su "Laureano Gómez, Espumante Rosé de Malbec, cosecha 2010" Metodo Rural: "Este espumante hice algo distinto: apenas tomó un poquitito de color al estar en contacto con las pieles, lo trasegué a barricas. Entonces está fermentado en bordelesas de cuarto uso, porque yo encontré que el trabajo de las bordelesas con las borras le da un cuerpo muy interesante. Porque no me interesa que tenga olor a madera, ni notas de roble, sino que tenga el trabajo de las borras en la barrica. El vino base fermentó en la barrica de cuarto uso".

Previo al almuerzo, nos recibieron con un ‘espumante de autor’, “Laureano Gómez, Espumante Rosé de Malbec, cosecha 2010”. La comida la maridamos con “Carinae Malbec 2008 Gran Reserva”; seguimos con “Casarena Cabernet Sauvignon 2009”; y finalmente el “Malbec De Ángeles 2008”.

Por: Oscar Pinco

CAPEVI


Comments are closed.