RSS

Nuevas reglas para exportar vino a países nórdicos

Los importadores de Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia e Islas Feroe exigirán respetar principios de responsabilidad social empresaria pautados por la ONU.

Las normas éticas en la producción cuentan para los nórdicos.

Los productores vitivinícolas que quieran exportar sus vinos a los países nórdicos a partir de 2012 deberán respetar distintos principios de responsabilidad social empresaria (RSE).

Así lo establece el Código de Conducta impulsado por los monopolios de alcohol de Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia e Islas Feroe -región autónoma de Dinamarca- (Systembolaget, Vinmonopolet, Alko, ATVR y Rúsdrekkasola Landsins).

“Tres años atrás nos reunimos y decidimos discutir qué estándares debíamos fijar para los productores que quieran vender sus vinos a nuestros monopolios”, dijo a Télam Kai Henriksen, CEO del Vinmonopolet, monopolio del vino de Noruega.

Principios de la ONU

Según explicó Henriksen, estos estándares se basan “en los principios establecidos por la Organización de las Naciones Unidas sobre anticorrupción, respeto por el medio ambiente, derechos humanos y las leyes de trabajo, mínimos estándares internacionales de las leyes de trabajo”.

Para avanzar en esta propuesta de Código de Conducta, una delegación representativa de los monopolios nórdicos -encabezada por Henriksen- visitaba esta semana distintos establecimientos elaboradores de vino de la Argentina -la mayoría de ellos en Mendoza y San Juan- y Chile.

“Queremos tener contacto con los productores, hacerles saber los requerimientos que deben cumplir para vender a los monopolios nórdicos”, señaló el ejecutivo noruego, en un hotel del barrio de Palermo, apenas llegado al país.

Según Henrikson, en esta visita -al igual que las realizadas años atrás a Sudáfrica, Italia y Francia- el propósito es “encontrarnos con diferentes productores, para explicarles sobre el proyecto; y escuchar sobre los estándares de cada país”.

“El punto principal es definir estándares mínimos, como los de la Organización Internacional del Trabajo para las leyes laborales, y ver que los productores respeten los principios en derechos humanos definidos por la Organización de las Naciones Unidas, que los trabajadores en las fincas tengan libertad para expresarse, formar sindicatos y cobren los salarios mínimos”, añadió.

Consumo fiscalizado

En los países nórdicos, desde 1996 el comercio minorista de alcohol está bajo control del Estado, que cada seis meses realiza licitaciones públicas para asegurar se provisión de bebidas alcohólicas para los próximos doce meses.

La meta es que todos los productos que se vendan sea producidos bajo términos y condiciones social y éticamente aceptables; y este Código de Conducta será incluido en todos los contratos de abastecimiento a partir del año 2012.

En 2008, los monopolios de Alcohol nórdicos iniciaron una cooperación concerniente a definir principios éticos en la cadena de provisión, e influir en la industria para que implemente un Código de conducta nórdico desde enero de 2012.

Estos principios se basan en las normas definidas por la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, la Convención de los Derechos del Niño y la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, entre otros tipos de discriminación considerados.

Entre las leyes y regulaciones a respetar, figuran la libertad de asociación y derechos sindicales, la prohibición de discriminación, respeto de salarios mínimos, horas extras, jornada laboral y francos, lugares de trabajo saludables y seguros, prohibición de trabajo infantil, trabajo esclavo y medidas disciplinarias, respeto a cuestiones sanitarias y ambientales y sistemas de control anticorrupción.

Aceptando el Código de Conducta, las empresas se comprometen a reconocer los estándares sociales y ambientales, y tomar las decisiones apropiadas en su política empresarial para su implementación.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.