RSS

Las exportaciones de vinos patagónicos crecieron un 35%

El aumento se explica por las mayores cantidades enviadas al exterior y muy poco por los precios. En paralelo, también creció el mercado interno. Mirando al futuro, la cosecha finalizada en abril fue excelente y superó los pronósticos. Déficit de inversiones en nuevos viñedos.

La temporada pasada, los bodegueros de la Patagonia afirmaron que las inversiones ya habían madurado y que las bodegas del polo de El Chañar se encontraban en producción plena. No por el uso completo de la capacidad instalada de elaboración, sino especialmente por la disponibilidad de materia prima local. En base a estas palabras, era difícil prever un escenario de crecimiento del 35% en las exportaciones, como efectivamente mostraron al 1 de mayo las ventas de los últimos 12 meses en relación al mismo período anterior.
Lo primero que podría pensarse es que aumentaron en los valores comercializados. Pero si bien los precios FOB declarados en Aduana registraron una leve mejora, la suba se explica casi exclusivamente por el fuerte aumento de las cantidades enviadas al exterior.

Los números
Así, siempre en los últimos 12 meses, al pimero de mayo, se habían vendido 394.658 cajas de 12 botellas (cajas de 9 litros) contra 302.224 del mismo período anterior (1/5/09 al 39/4/10), lo que significó un incremento del 30,6% en volumen. El precio promedio obtenido (según Aduana) fue de 42,34 dólares la caja contra 40,87 de un año antes; una suba del 3,61 por ciento. Se destaca que el promedio de las exportaciones a nivel nacional ronda un valor por caja de 33 dólares, diferencia que refleja el sesgo de calidad de la producción patagónica.
En conjunto, las ventas totales regionales del último año fueron de 16,71 millones de dólares, contra 12,35 millones de un año antes, es decir; el 35,3 por ciento más.

Concentración
Las bodegas de Neuquén y Río Negro que exportaron durante los últimos 12 meses fueron 20, dos más que el año previo, pero 8 de ellas vendieron, cada una, el 1% o menos del total comercializado. En contrapartida, la firma más importante, que incrementó un 45% sus exportaciones, representa un tercio del total exportado, mientras que las 4 que le siguen suman el 49% del mercado externo. Sólo 5 bodegas concentran más del 80% de las exportaciones. De las top five, además, sólo una aumentó sus ventas externas por debajo del promedio general.

De cualquier manera, las variaciones en el crecimiento exportador de las firmas más importantes, que van del 17,1 al 86,5%, dependen mucho de la estrategia comercial de cada empresa. Vale destacar que todos los bodegueros consultados coincidieron en asegurar que la demanda del exterior, a valores actuales, supera largamente la oferta productiva existente. En consecuencia, mientras muchas empresas conservan un año o más de stocks para asegurarse la continuidad del abastecimiento a sus clientes del exterior, otras firmas trabajan al límite. Lo que se observa es una gran disparidad en las estrategias comerciales que, además, se combinan con la complementación de las ventas en el mercado interno.

Un factor que se destaca, relacionado también con el dato de que la demanda supera a la oferta, es que el trabajo de marketing de la marca “Patagonia Argentina” parece estar dando resultados. Ello explica el intento de una importante bodega de Cuyo, una de las principales del país, que intentó exportar desde la región vinos producidos en Mendoza para cumplir con pedidos del exterior. La maniobra fue detectada y denunciada por la cámara que agrupa a las firmas regionales.

Destinos y variedades

El mercado en el que más se valoran los vinos patagónicos es Estados Unidos, hacia donde el último año se dirigieron el 36 por ciento de las ventas (ver cuadro). Si se suman Canadá (5%) y México (4%) se tiene que América del Norte, con el 45% de las exportaciones, es la principal región de destino. Atrás de Estados Unidos  sigue Brasil, con el 10% de las compras. En Europa, los principales compradores son Dinamarca, Reino Unido y Alemania, que suman el 15% del mercado externo. El dato nuevo del último año es la apertura del mercado chino, que ya representa el 4% de las ventas externas.
La variedad más exportada es el Malbec, seguida por el Pinot Noir y los Blends tintos. La blanca más exportada es Chardonnay, que se encuentra quinta en la general detrás del Cabernet Sauvignon.

Cosecha 2011

A principios de mayo ya no quedaba uva por cosechar en la Norpatagonia. A modo de referencia, Julio Viola (h), gerente de Producción de Bodega del Fin del Mundo (BdFM), la principal de la región, señaló a E&E que la recolección comenzó en sus viñedos el 7 de febrero y las variedades tardías se completaron el 26 de abril.
Las temperaturas más altas registradas en febrero adelantaron la recolección de algunas variedades, pero, al menos según los productores, sin que se afecte la calidad de la uva. Hacia mediados de abril el ingreso de frentes fríos amenazó con dar un corte abrupto a la temporada, pero finalmente la cosecha pudo terminarse sin inconvenientes.

El total de la cosecha regional rondó los 22 millones de kilos, con un rendimiento promedio, sin ralear, de entre 10 y 12.000 kilos por hectárea. A nivel nacional se cosecharon 2.725 millones de kilos, con lo que la producción patagónica es de alrededor del 0,8% del total del país. En la región elaboraron vinos 37 bodegas contra alrededor de 1.000 a nivel nacional.

Límite primario e inversiones

Los técnicos coinciden en que no será posible incrementar más la producción primaria si no se plantan nuevos viñedos, lo que actualmente representa el principal límite estructural para la expansión del circuito, pues, a diferencia de otras regiones productoras, no existe la posibilidad de ampliar la producción comprando uvas en el mercado.

En este punto existe una contradicción entre bodegueros y gobierno. Algunos vitivinicultores creen que todavía existe la posibilidad de encontrar uva adicional en Río Negro, otros creen que es imperativo incentivar la producción adicional. El gobierno neuquino dice que ya hizo su parte y que ahora es el turno de las empresas para invertir en expansión. Otros bodegueros señalan que están haciendo inversiones en nuevos viñedos, en tanto que otros esperan incentivos públicos. El debate parece ser predecible, el único dato homogéneo es que, efectivamente, el polo necesita más hectáreas de vides para crecer.
Un segundo nivel de déficit de inversión se encuentra en la protección contra heladas. Tanto las de primavera como, en menor medida, las de otoño, son la principal amenaza de la producción y pueden generar grandes pérdidas.

Mercado interno

Los datos del comercio interno son los más difíciles de obtener. Las fuentes consultadas no coinciden en los números. Cada bodega parece tener su propio mix, pero no es aventurado decir que el comercio fronteras adentro representa, como mínimo, un volumen similar a las exportaciones. También que el grueso de los varietales de gama media que van a mercado interno se comercializan en la propia región patagónica, que manifiesta cierto localismo en sus preferencias de consumo. Algunas marcas, en tanto, tienen una distribución nacional más aceitada, como es el caso de la firma más grande y, también, de la más antigua. No obstante, a diferencia de las exportaciones, en las que existen los registros de Aduana, los números del comercio interior están más dispersos y los bodegueros son reacios a informarlos.

Calidades

El gerente de producción de BdFM destacó que “tanto 2010 como 2011 son cosechas extraordinarias cuyos resultados se irán revelando cuando los vinos elaborados salgan al mercado. Se trata de vinos con un muy buen nivel de fruta, taninos suaves, color firme y sobre todo muy buen equilibrio. Con tenores alcohólicos medios, los vinos se mostrarán intensos pero delicados. Una característica muy distintiva de la Patagonia”. “Este es un año para resaltar el Malbec, el Pinot Noir y el Cabernet Franc. Los vinos para base de espumante también se dieron muy bien. Si bien dentro de poco podrán apreciarse los vinos jóvenes de la cosecha 2011, habrá que esperar un poco más para los vinos reserva y especiales, ya que su crianza en barricas y posteriormente en botellas va a demandar paciencia”, completó.

Fuente: La Mañana Neuquen


Comments are closed.