RSS

Las bodegas deberán ofrecer un mínimo de servicios a visitantes

Es una iniciativa llevada adelante por el Ministerio de Turismo de la Nación en conjunto con la Secretaria de Turismo de Mendoza y la facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo. En 15 días, comenzarían a trabajar técnicos en el plan de mejoras.

Cuando uno compra un paquete vacacional que incluye diversas excursiones una de las primeras cosas que exige es obtener los servicios por los que pagó y que éstos tengan una calidad fuera de discusión.

Por eso ahora, desde el Gobierno y desde el sector privado se intenta establecer una serie de estándares compartidos por las bodegas mendocinas para que éstas logren un servicio óptimo y que de esta manera la provincia obtenga publicidad favorable.

No es raro llevarnos una desagradable sorpresa con el servicio contratado cuando vamos a un lugar que desconocemos. Por ejemplo, en un hotel (con la cantidad de estrellas que sea) se espera que el servicio de mucamas cumpla con todos los requisitos, más allá del dinero que se pague por el alojamiento. Lo mismo ocurre con un hotel con piscina, donde es importante que ésta esté en las mejores condiciones.

En el caso de las bodegas, lo que se busca es mantener un alto nivel en sus prestaciones. Para ello es que se reunieron técnicos del Ministerio de Turismo de La Nación, con representantes de la Secretaría de Turismo de Mendoza y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo.

La idea es formarse en directrices de calidad y comenzar con la implementación de este programa en las bodegas con atención al turismo y afines al mundo del vino, como puede serlo el turismo rural o en fincas destinadas a atender a visitantes nacionales y extranjeros.

“Las directrices son un elemento más del sistema de calidad que se inscribe en el programa de calidad de la provincia”, explicó Raúl Sánchez, director de planificación Turística de la Secretaría Turismo provincial.

Con la implementación de este programa la Provincia de Mendoza se convertirá en el primer destino del país con estándares de calidad en las bodegas que ofrecen servicios turísticos a los miles de visitantes que recorren todo el territorio.

“Es una especie de escalón previo a las normas IRAM o ISO y funcionan como una serie de recomendaciones para que las bodegas tengan el nivel básico en la calidad de sus servicios”, agregó.

Según la cámara de turismo de Mendoza, esto no es ningún secreto, un puntal de la economía en nuestra provincia es el vino. En el territorio mendocino existen unas 1.200 bodegas, 120 de las cuales aproximadamente prepararon en los últimos años su infraestructura para atender al viajero que nos visita, dando alojamiento, gastronomía, además de la lógica posibilidad de catar y comprar nuestros vinos de primer nivel.

Por lo tanto, esta medida beneficiará ampliamente a todas las partes involucradas, tanto a los turistas como a los empresarios. Así lo explicó Sánchez: “El turista va a poder acceder a mejores servicios porque la idea es mejorar la calidad de prestación y también le sirve a los empresarios porque le va a ayudar a conocer el mercado y las herramientas que puede utilizar”.

Tal como lo explicó el funcionario, uno de los objetivos que se intenta alcanzar es que cuando un visitante elija una bodega no tenga enfrente a un improvisado, sino a una persona o un establecimiento que esté correctamente preparado.

Para destacar es que las directrices comprenden aspectos clave para el área de turismo de la Bodega tanto el marketing enoturístico, las relaciones entre los actores, la gestión del capital humano, la gestión de la calidad como así también los espacios de visita y uso para los visitantes.

Con la implementación de las recomendaciones, se va a tender a emplear herramientas e información que oriente la actuación de la bodega hacia el turista, hacer uso sustentable de los recursos naturales y culturales, aplicar un instrumento de guía y autoevaluación, alcanzar estándares de gestión.

A corto y mediano plazo, los turistas podrán observar beneficios. “El viajero va a encontrar los mismos servicios en cualquiera de las bodegas que hayan seguido las directrices. Con esto lo que buscamos es que se homogenicen las áreas de turismo”, informó Ignacio Ciancio, desde la Dirección de planeación de turismo de Bodegas Argentinas.

Además, Ciancio agregó: “Nosotros lo vemos como un plus porque cada empresa va a tener una placa que certificará la calidad”.

La implementación de este plan de mejoras comenzará en 15 días. “Ahora estamos en una etapa de sensibilización con las bodegas, para que una gran mayoría adhiera, pero en unos días comenzaremos a trabajar con técnicos locales que están capacitados para esta tarea”, finalizó Sánchez desde Turismo.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.