RSS

España: Barreda, contra la plantación libre

“La posición de Castilla-La Mancha en materia de liberalización de plantaciones es clara: en contra de la desaparición de los derechos de plantación”. Con esta rotundidad se ha pronunciado el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en Toledo en el transcurso de la Asamblea de Regiones Europeas del Vino (AREV), ante cuyos miembros advirtió que, ante un mercado en plena remodelación y con la recuperación del consumo todavía en mínimos, sería un riesgo poner en marcha este tipo de medidas, según informa Servimedia.

Al afirmar esto, el político socialista daba a entender que la liberalización acarrearía un aumento de producción indeseado, cosa que, dado el hundimiento del precio de la uva, ningún experto del sector prevé. Barreda también se desmarca así del Gobierno del PSOE, que no se ha sumado ante la Comisión Europea a los países que piden el mantenimiento de esa limitación de plantación que afecta solamente a un cultivo en la UE: la viña. Los países competidores de los de la UE en el mercado mundial carecen de esa limitación, que tampoco existe para el olivar, los cereales o los frutales.

Castilla-La Mancha sigue así la pauta de La Rioja, que comercialmente es la principal región vitícola de España.

Barreda, en plena campaña preelectoral, indicó, por otra parte, que Castilla-La Mancha también es contraria a que la nueva OCM incluya la chaptalización (añadido de azúcar) de los vinos, ya que es una medida que distorsiona el mercado, dada su opacidad y falta de transparencia. De ahí que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se abogue por que se incluyan los mecanismos necesarios que obliguen a quien realiza dicha chaptalización, a informar debidamente en el etiquetado de las botellas sobre ella, en aras de una mayor protección de los derechos de los consumidores.

“La demanda que hacemos desde Castilla-La Mancha es de una OCM que siga enfocada hacia el mercado, en la que primen las políticas de promoción y comercialización en terceros países”, manifestó el jefe del Ejecutivo autonómico ante los miembros de la AREV que estudian y debaten el conjunto de la política vitivinícola europea.

En este contexto, Barreda significó la importancia que la viña y el vino tienen para Castilla-La Mancha. “Esta región no es viable si no lo es la viña y el vino”, advirtió. Así, explicó que del viñedo, que ocupa más del 6% de la superficie de esta región, viven directa o indirectamente cerca de 100.000 viticultores, generando unos 40.000 puestos de trabajo y más de 9 millones de jornales al año.

Con 500.000 hectáreas, Castilla-La Mancha cuenta con casi el 7% de la superficie mundial, prácticamente el 14% de toda la superficie a nivel europeo y aproximadamente el 50% del viñedo cultivado en España.

Fuente: El Mundo Vino


Comments are closed.