RSS

Por la buena cosecha, se espera exportación récord de vinos

Los buenos resultados de la cosecha de uva actual hacen prever un muy buen año en exportaciones. Luego de la reducida vendimia de 2009, un 23% menor a la de 2008, el año pasado el sector recuperó en parte la producción de uva, con una suba de 20%, y esta cosecha arrojaría un nuevo incremento, de 6%, a 27,7 millones de quintales. Así, se ubicaría en valores similares a los históricos y permitiría al sector no sólo recomponer stock, sino también volver a crecer en volumen.

El año pasado, las exportaciones del sector en general sumaron u$s 864,5 millones FOB, un 12,4% más que en 2009, gracias al incremento de los vinos fraccionados en botella, de mejor calidad y mayor precio.

Sin embargo, en litros acusaron una segunda caída anual consecutiva, al reducirse un 7,5% contra el año previo, a 344,37 millones de litros, ya que pesó en la cantidad total la disminución de mostos (-14,7%), vinos a granel (-35,5%) y tetra-brik (-23,3%), todos afectados por la menor cosecha de 2009, que redujo stock y elevó precios, tornando a estos productos más escasos y menos competitivos. Esas bajas, además, se habían acumulado a otras más fuertes registradas en litros en 2009, de 66,3% a granel, 44,1% en mostos y 11,7% en tetra-brik.

Sin embargo, este año no sólo volvería a crecer la venta de vinos en botella –se prevé de 10% a 15% en dinero y un poco menos en litros–, sino también de los mostos, lo cual impulsaría a las exportaciones vitivinícolas en general a orillar el récord de u$s 1.000 millones.

Este año, se espera poder volver a exportar cerca de 150.000 toneladas de mostos, gracias a la buena cosecha local y al buen precio internacional, ya que el jugo de manzana, que compite con el de uva, se disparó, lo que alentará la demanda de jugo de uva”, explicó Guillermo García, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). De hecho, en el sector comentan que una de las mayores empresas exportadoras de mostos volvió a operar este año, luego de haberse ido del mercado por la escasez y altos precios.

La Argentina es, tradicionalmente, el mayor exportador mundial de mostos, pero la magra cosecha de 2009 había reducido la venta al exterior de 200.000 toneladas en 2007 y 2008 a 103.000 en 2009 y apenas 91.000 en 2010.

El valor del galón de manzana se duplicó, con lo cual ganaríamos competitividad, y además Estados Unidos, nuestro gran comprador y competidor, destinó más uvas a pasas y a consumo en fresco y nos demandaría más, con lo cual retornaríamos a una cierta ‘normalidad’”, coincidió Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA). Si se cumplen esas expectativas, la venta de mosto crecería 60% en litros este año.
En el caso del vino a granel y tetra-brik, el panorama no es tan claro. “Por la crisis, España está vendiendo vinos a muy bajos precios, bastante menor a los nuestros”, comentó García.

Pese al alivio generado por la buena cosecha, que mantendría los precios de las uvas sin grandes cambios y resolvería el problema de stock previo, el sector no está exento de preocupaciones. Explican que la inflación local, con un dólar casi estable, afecta más a los productos económicos, como el vino a granel y en tetra-brik. “Los costos internos crecieron y no es fácil trasladarlos al exterior.

Algunas empresas, para mantener los valores afuera en dólares, tuvieron que aumentarlos más en el mercado interno, explicó Villanueva. Sin embargo, algunas variables internacionales benefician al país. Competidores como Chile o Australia están en una situación cambiaria menos favorable que nosotros”, aclaró Villanueva.

Fuente: Cronista


Comments are closed.