RSS

Pronostican una ola de compras de viñedos y bodegas de EEUU

La combinación del declive del dólar, un mayor acceso al crédito y desinversiones por parte de grandes empresas de bebidas alcohólicas está alimentando el interés por la industria del vino estadounidense por parte de compradores extranjeros.

El anuncio reciente de que la principal vinícola de Chile, Viña Concha y Toro SA, le comprará los viñedos Fetzer, en California, a Brown-Forman es una primera señal. Negociadores en California afirman que sus teléfonos ahora suenan más a menudo con llamados desde América Latina, Europa y Asia.

“Veremos más adquisiciones”, afirma Robert Nicholson, director de International Wine Associates, que se especializa en finanzas corporativas y fusiones y adquisiciones en la industria del vino y las bebidas alcohólicas. Su firma ha sido contactada por potenciales compradores de América del Sur, Europa y China, señala. Asimismo, John Bergman, de Bergman Euro-National, un corredor de bienes raíces centrado en viñedos, afirma que ha recibido muestras de interés por parte de compradores chinos y europeos.

Los motivos de los diferentes grupos varían. Bergman señala que los potenciales compradores chinos suelen ser empresas involucradas en las industrias de la importación-exportación o de las bebidas, y que están interesadas en vender el vino en el creciente mercado chino.

“Buscan nombres de peso y grandes marcas; y quieren Napa Valley”, indica Bergman. Pero son cautelosos sobre el precio, agrega.

Los europeos, en cambio, suelen ser empresas familiares que buscan comprar vinerías de hasta US$30 millones. Bergman Euro-National también ha tratado con un par de potenciales compradores argentinos que buscaban vinerías en el rango de entre US$3 millones a US$10 millones, con la intención de vender el vino en EE.UU. y Argentina.

El interés internacional por las vinícolas estadounidenses no es nuevo, pero el acuerdo de Fetzer abre un nuevo frente. Ninguna empresa de América del Sur ha gastado tanto como Concha y Toro por una vinería en EE.UU.: US$238 millones. El hecho de que el dólar se haya devaluado casi 30% versus el peso chileno, en comparación con 2008, hace que la compra fuera más accesible. De esta manera, la empresa chilena también abordaba el riesgo de depender por completo de su producción en América Latina.

Concha y Toro, que cotiza en bolsa, tiene una capitalización de mercado de alrededor de US$1.800 millones y en 2010 registró ingresos por US$735 millones, un alza de 5,5% respecto a 2009.

El acuerdo, cuyo cierre se prevé para abril, aumentará la participación de Concha y Toro en el mercado de EE.UU. y le dará marcas estadounidenses —como Fetzer y Bonterra— que podrá exportar.

Al igual que muchas grandes empresas de bebidas, Brown-Forman se ha estado alejando del negocio de los vinos para centrarse en sus marcas de bebidas alcohólicas, como Jack Daniels, donde los rendimientos sobre el capital son más altos. Sin embargo, se ha quedado con su vinería Sonoma-Cutrer, en California.

Diageo PLC, el grupo global de bebidas alcohólicas con sede en Gran Bretaña, indicó en mayo que se planteaba vender algunas de sus marcas o viñedos en EE.UU., incluyendo Beaulieu Vineyard, Sterling Vineyards, Chalone, Acacia, Rosenblum Cellars y Provenance. Luego anunció la venta de unas 800 hectáreas de viñedos de Napa, con una cláusula que indica que el vendedor puede arrendarle la propiedad al nuevo dueño, por US$269 millones. Foster’s Group Ltd., con sede en Australia, en tanto, planea vender su negocio de vinos, que incluye las vinerías de California Souverain, St. Clement y Stag’s Leap Winery.

Demeter Group predice que la combinación de las mejores perspectivas de crecimiento en el mercado de vinos de EE.UU. —donde los compradores vuelven a buscar vinos de lujo y de alta calidad—, el mayor acceso a la financiación de deuda y un incremento en la cantidad de participantes debería contribuir a un entorno más activo en 2011.

Una vinería bien establecida y bien conocida debería venderse con una prima, explica Ronald E. Bornstein, un socio de Pillsbury Winthrop Shaw Pittman LLLP, que ha asesorado muchas operaciones con vinerías y cuya firma trabajó con Brown-Forman para la venta de Fetzer.

Los negociadores afirman que hay muchos compradores y vendedores en el mercado ahora, pero muchas propiedades no se ponen a la venta abiertamente por temor a que eso dañe la marca.


Comments are closed.