RSS

Mercado de uvas: sin precio definido

Va promediando la cosecha y con ella se van tranquilizando las expectativas en torno al precio de las uvas tintas de alta gama, en particular del Malbec.

El mercado de uvas que comenzó muy convulsionado, debido a las heladas y principalmente en torno a la demanda de Malbec, se calmó promediando la cosecha.

El elaborador de zona Este Javier Palau -tiene una bodega que produce 20.000.000 de litros- dijo que las bodegas están tomando las uvas con un precio de base igual al anterior. “Después se verá, pero la verdad es que no sé de dónde salen los precios de los que se habla. Hoy todavía no hay precio para la uva”, aseguró y admitió que “en el viñedo hay costos en aumento. Hoy tenemos de costo directo por hectárea de uva criolla aproximado, entre $12.000 y $14.000. A un promedio de 120 /140 quintales en las uvas criollas, los costos están en aumento”.
Por el kilo de uva varietal tinta, especialmente el Malbec, es donde se registró a principio de la cosecha, la mayor dispersión de precios. Hoy, según comentaron fuentes de la industria, “las aguas se están calmando”.
“Se está esperando que termine la cosecha de la zona productiva para ver cómo quedan los valores en las zonas frías”, comentó el ingeniero Marcelo Casazza. “Veremos cuáles son los verdaderos precios recién el 21 de marzo”. Estimó que los aumentos pueden rondar entre 15 y 20% en la uva Malbec, en relación a los $4 promedio que se pagaron el año pasado. “No hay que desvalorizar la uva, pero tampoco se puede aumentar 40%. Debe haber una actualización de precios para el productor, pero debe ser razonable”, dijo.

En relación a los precios que manejan las bodegas grandes, Daniel Pi, el Chief Winemaker de Trapiche, comentó: “Con las bodegas que he consultado, los precios son parecidos a los del año pasado. El mercado todavía no se forma. El  Malbec de zona Premium estaba alrededor de los $4,50 y de un viñedo que produce 5.000 kilos, se puede llegar a vender el kilo de uva a U$S 1,25 pero son casos muy puntuales”. Continuó diciendo que  “la rentabilidad de un viñedo tipo de zona Premium y la de la bodega que compra esa uva, permanecería relativamente equilibrada si el kilo de Malbec no va más allá de $4. Hoy, si no nos ajustamos a los precios internacionales, dejamos de tener ventajas competitivas con respecto a nuestro principal competidor, Chile”, remarcó.

El bodeguero del Este Carlos Crotta pronosticó que por las distintas variables de este año -helada más inflación- las tintas valdrán un 20% más que el año pasado, mientras que las blancas estarán en un precio similar, con aumentos de un 10% a un 15% en algunos casos. “Cada bodega tiene sus necesidades y creo que los precios se van a acomodar en esos promedios”.
Alberto Arizu (padre) estimó que la uva podría aumentar un 15% en el caso de las de mayor demanda. “Mientras tanto, las tintas comunes probablemente tendrán un precio similar al del año pasado, ya que no tienen ningún trabajo en viñedo, como algunas Bonardas o Tempranillos”. Por otro lado indicó que para las uvas de la franja de precios más competitiva para Argentina -U$S 20- 30 al consumidor-  “las uvas no podrían pasar de $3 el kilo. El año pasado, por esa uva, se pagó entre $2,50 y $2,80. Si aumenta mucho vamos a tener problemas de competitividad”, afirmó.

“Estamos sujetos a un mercado de exportación”, recordó Roberto Gonzalez,  Chief Winemaker de Nieto Senetiner. “No podemos tener niveles de inflación de 20% a 30% anuales. Evidentemente, esto no puede trasladarse a la materia prima. Sabemos que los costos del productor también han aumentado, pero con un dólar prácticamente equivalente al 1 a 1 con una inflación internacional que no es alta como la de Argentina, no se pueden asumir tantos aumentos de la materia prima”.

Fuente: Area del Vino


Comments are closed.