RSS

Exportaciones de vinos y licores franceses crecen 18,3% en 2010

Las exportaciones de vinos y licores franceses aumentaron un 18,3 % en 2010, y totalizaron 9.090 millones de euros, resultado de la salida de la crisis, sobre todo por un incremento de la demanda de los mercados emergentes asiáticos.


La Federación de Exportadores de Vinos y Licores (FEVS) destacó en un comunicado que el saldo positivo del sector francés se incrementó en un 21,5 % en 2010 y llegó a los 7.900 millones de euros.

La subida de las ventas francesas fue particularmente pronunciada en el caso de los licores, con un tirón del 27,4 % y 2.859.241 millones de euros.

Por productos, el coñac dio un salto del 32,8 % a 1.850.755 millones de euros. Más importante en términos relativos fue el ascenso del vodka (+39,7 %) con 332.240 millones de euros.

Por lo que respecta a los vinos, el gran protagonista de la recuperación fue el champán, con un alza del 21,9 % hasta 1.948.328 millones de euros.

Los vinos tranquilos, por su parte, representaron en conjunto 4.090 millones de euros con una progresión del 11,7%.

La denominación de origen Burdeos fue una vez más la primera por exportaciones de vinos tranquilos franceses con 1.513 millones de euros, seguido de lejos por Borgoña con 554 millones (+27,3 %), Cotes du Rhone con 257 millones (+1,2 %), Val de Loire con 170 millones (+9,9 %) y Languedoc Roussillon con 125 millones (+1 %).

Estados Unidos, principal mercado de importación de vinos y licores franceses, dio un salto del 25,4 % hasta 1.600 millones de euros, mientras el segundo, el Reino Unido, creció un 7,5 % hasta 1.300 millones.

Por detrás se situaron Alemania con 800 millones de euros (+5,4 %), Bélgica con 600 millones (-2 %) pero sobre todo China, que subió un 78,8 % hasta 600 millones.

El presidente de la FEVS, Claude de Jouvencel, consideró que los datos de 2010 reflejan el fin del almacenamiento masivo que se había constatado el ejercicio precedente, la recuperación del consumo, el “excelente” resultado de los mercados asiáticos, en particular del chino y una remontada “real pero más tímida” de los destinos tradicionales.

“Tenemos que continuar adaptando permanentemente nuestros productos a la demanda de los mercados, en particular ante los consumidores que los descubren”, lo que constituye “un verdadero reto para nuestras empresas y más ampliamente para el sector”, añadió De Jouvencel.
Fuente: EFE


Comments are closed.