RSS

Récord de exportaciones de vinos argentinos

Durante 2010, la industria vitivinícola argentina exportó vinos y mostos por 864,5 millones de dólares, logrando así un nuevo récord histórico en valor, con un 12,4% superior a la cifra del año anterior.

El mejor año había sido el 2008, en el cual se habían alcanzado US$ 860 millones. En cambio, los volúmenes totales continuaron cayendo (-7,5%), con diferentes situaciones para los productos de valor agregado (vinos en botella y espumantes), que para los commodities (mostos y graneles), según informe de Wines of Argentina elaborado por la consultora Caucasia Wine Thinking.

El motor del crecimiento volvió a ser el vino en botella. En efecto, si se compara 2010 con 2008, se observa una fuerte caída de mostos y vinos a granel, un gran aumento de vinos fraccionados en botella y estabilidad en el resto de los productos (vinos en tetra brik, otros envases y espumantes).

2010 fue, desde 2002 -comienzo del boom exportador argentino-, el año más bajo en volumen para las exportaciones de vinos a granel y mostos; aunque en ambos casos, por el gran crecimiento del precio promedio, el año no fue tan malo en facturación: el granel creció respecto a 2009, y la caída de mostos fue menor a la observada el año anterior.

En diciembre, se exportó por US$ 77,8 millones; un 21,1% más que en igual mes de 2009. En volumen, el crecimiento del mes fue de 6,7%. El mayor aporte al crecimiento del mes volvió a ser del vino fraccionado en botella. Pero también se destacaron los espumantes y los mostos, con muestras de recuperación por segundo mes consecutivo.

En 2010, 401 empresas exportaron vinos embotellados, mientras que en 2009 lo habían hecho 393. El año pasado las 10 principales bodegas exportadoras habían acumulado el 49,3% de la facturación, mientras que en 2010, ese porcentaje aumentó levemente hasta el 49,9%. En 2010 se utilizaron 2.340 marcas para exportar vinos en botella, un promedio de 5,8 marcas por bodega. En 2009 fueron 2.190 marcas, y el promedio por bodega fue levemente inferior (5,6 marcas).

Estados Unidos y Brasil fueron los mercados más destacados por su aporte al crecimiento de las exportaciones de embotellados. Durante 2010, 6 de cada 10 botellas nuevas fueron a estos dos países. En un segundo escalón por su aporte al crecimiento se ubican Países Bajos, México y China. También se observaron importantes aumentos en otros países latinoamericanos como Paraguay, Perú y Colombia y en varios mercados asiáticos (región en la que China superó a Japón como principal destino para los vinos argentinos).

Durante 2010, el perfil de vinos embotellados exportados se consolidó aún más en varietales —que crecieron muy por encima de genéricos y bi-varietales—, y en tintos, que lograron lo mismo sobre blancos y rosados. Esta situación fue sobre todo provocada por el gran crecimiento del Malbec (la de mayor crecimiento entre las principales), ya que el resto de las tintas tuvieron aumentos moderados. Se destacó también el crecimiento del Torrontés y Chardonnay.

El Malbec representó el 40,1% del volumen del vino embotellado exportado durante 2010 (en 2009, ese porcentaje había sido del 34%). Salvo en Países Bajos (Chardonnay) y Paraguay (blends tintos), el Malbec fue la variedad líder en los 25 principales destinos, con altos porcentajes de participación sobre el total, que en la mayoría de los casos supera el 30%. Por ejemplo, en Estados Unidos, el 60% del volumen correspondió a Malbec, mientras que en Suiza alcanzó el 48%, en México el 47% y en Perú el 37%.

El Torrontés, que después del Malbec fue la variedad que más creció en términos relativos, tuvo muy buena performance en los mercados europeos, latinoamericanos (principalmente México y Brasil) y en Canadá. El 35% del aumento de esta variedad se logró en Reino Unido, donde ya es la segunda variedad más exportada.


Comments are closed.