RSS

La diversificación es la clave de Argentina

“Sería sabio diversificarse”, ésta es la es la postura de Roger Dagorn, Master Sommelier norteamericano, quien afirma que enfocarse sólo en el Malbec, es un grave error.

En una entrevista con FINCAS, Dagorn dijo que “los Malbec de Argentina están mostrando signos de éxito en Estados Unidos y van a continuar haciéndolo tanto tiempo como los enólogos continúen en su constante búsqueda de calidad. Sin embargo, ya hay otras ciudades bodegueras que han aprendido de este camino complicado. Habiendo visto buenos resultados con su varietal estrella, se dirigieron ciegos hacia esa dirección. Ahora deben utilizar todos sus recursos para promover otras variedades de uva”.

“Argentina -continúo- tiene otras variedades de uva interesantes. Fácilmente podrían promover varietales como Torrontés, Bonarda y Pinot Noir. Muchos vinos argentinos caben en el gusto del consumidor internacional. Esto se debe a que los bodegueros argentinos se están enfocando principalmente en el mercado externo, tanto en la parte enológica, como comercial”.

Marcos Flores Tlalpan, Master Sommelier de México, comentó que Argentina se ubica en el mundo gracias a su Malbec, “sin embargo, hay variedades que se están posicionando muy bien como es el Cabernet Sauvignon, la Bonarda de igual forma junto con la Syrah, y en blancos además de la Chardonnay empiezan a llegar algunas marcas de Torrontés que son interesantes y están teniendo muy buena aceptación”.

“El Torrontés -indicó- tiene grandes expectativas en el mercado mexicano ya que son vinos de aromas muy frutales y florales, amables al paladar y muy apegados al paladar de estos consumidores”.

En relación a la diversidad, agregó que Argentina al igual que otros países de Sudamérica, cuentan con una gran variedad de climas y suelos que le permiten experimentar con diferentes tipos de uvas, y sería ilógico pensar que se tienen que encasillar con un solo tipo de uva, por el contrario, “es buen momento para que empiecen a dar a conocer nuevas variedades e inclusive vinos de mezcla como se hacen en países del viejo mundo. Hay que recordar que la vitivinicultura es dinámica y es por eso que ha trascendido durante tantos siglos”.

En tanto, Andrés Rosberg presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers y jurado del AWA 2011, comentó que “el Malbec constituye una categoría cada vez más consolidada internacionalmente. Evaluando la performance que ha tenido en el mundo en los últimos años, sería lógico suponer que seguirá creciendo. Hay muchos elementos que refuerzan esta idea.

Que en Cahors hayan decidido usar el nombre del varietal para comercializar sus vinos o que se esté plantando en regiones vitivinícolas que abarcan desde Chile hasta Canadá y el Viejo Mundo, son señales favorables que deben ser leídas correctamente: El Malbec llegó para quedarse y los productores alrededor del mundo están adaptándose al comportamiento de los consumidores y a la calidad intrínseca de los Malbec que se están elaborando”.

Asimismo, hizo hincapié en que hay que aprender de otros países, y dio algunos ejemplos. “De Australia tenemos que reconocer que no es conveniente identificarse con sólo una variedad. En el caso de Sudáfrica deberíamos estudiar el proceso mediante el cual se pasó de ser cuestionados en todo el mundo por adicionar aromatizantes a algunos de sus vinos, a ser líderes en el cuidado del medio ambiente y la naturalidad de los vinos”.
Fuente: Los Andes


Comments are closed.