RSS

El vino tiene 34% del mercado argentino

Sobre un total de 3.051 millones de litros consumidos de bebidas alcohólicas en el 2009, la cerveza acapara el 60% del mercado, mientras que el vino tiene una participación del 34%.

En los años 80, el vino acaparaba casi el 90% del negocio. Es la caída del blanco lo que explica gran parte de la tendencia.

En un país no considerado como “cervecero”, como es la Argentina, la cerveza le gana por lejos en volumen al vino. Y esto se puede ver en cómo se reparte el mercado de las bebidas alcohólicas y en los consumos per cápita que se registran, según se desprende de una presentación hecha en Mendoza por el especialista y consultor Gustavo Domínguez en septiembre pasado.

En el ranking por países de consumo de vino per cápita al año, Argentina ocupa el puesto número 10º con 25,2 litros por persona al año, según datos de la OIV al 2009 y del INV al 2010, mientras que Francia está primero con 46,4 litros. A nivel consumo general de vinos, Argentina está 7º con 10,3 millones de hectolitros al año (Francia consume 29,9 millones de hl), según datos de la OIV al 2009 y del INV al 2010.

Estos datos que posicionan a la vitivinicultura argentina dentro de la elite mundial en materia de consumo de vinos, se caen a pedazos si se analiza lo que pasa en volumen en la Argentina entre el vino y la cerveza.

Es que este no es un país “cervecero”. Argentina ocupa el puesto 60º en el ranking mundial de consumo con 41,4 litros por persona al año (primero está República Checa con 160 litros por persona al año), según datos de la Cámara de la Industria de la Cerveza al 2007, señaló Domínguez en su exposición. Y aun así, el mercado de las bebidas alcohólicas en la Argentina (3.051 millones de litros al 2009) se reparte en un 60% para la cerveza y un 34% restante para el vino. El resto se lo reparten las bebidas espirituosas como licores, wiskies y otros.

En caída libre

Pero esto no fue siempre así. Es la consumación de un proceso de deterioro y pérdida de mercado que se inició en la década del ’80 y se ha mantenido estable hasta ahora. Y gran parte de esta historia se explica por la caída del vino blanco en particular.

Entre 1980, cuando la vitivinicultura alcanzó su pico máximo, hasta 2009, el vino pasó de acaparar casi el 90% del mercado de las bebidas alcohólicas a tener sólo el 34%. Y todo lo perdió a manos de la cerveza. Todo en un mercado donde las bebidas alcohólicas desde 1980 al 2009 crecieron en volumen de ventas un 14%.

En el desagregado histórico, gran parte de esta historia la explica la pérdida de mercado del vino blanco. Más acá en el tiempo, según datos del INV entre 1996 y 2008, mientras el consumo doméstico de vinos cayó 21%, el de la cerveza creció 67%. Y esto se dio en un contexto donde el consumo interno de tintos creció 44%, mientras que el de blancos cayó 65%, advertía Domínguez en su presentación en Mendoza.

La cerveza le quitó al vino blanco el atributo de la refrescancia y es por eso que en el país no sólo la cerveza la quita mercado al vino sino que el tinto acapara el 71% del consumo. Algo que no se da de forma tan marcada en otro país del mundo.

Fuente: MDZOL


Comments are closed.







Warning: Unknown: write failed: No space left on device (28) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0