RSS

El INV publicó el primer pronóstico de la Vendimia 2011

El Instituto Nacional de Vitivinicultura difundió su habitual pronóstico de cosecha: habrá un 6% más de uva en general. Sin embargo, Mendoza es la provincia más afectada, con pérdidas del 20%.

Cada año el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) publica a principios de enero un pronóstico de cosecha en el que, según lo estimado por los técnicos de la entidad, permiten prever cuánto será el volumen de uva disponible para la vendimia. Pronóstico que vuelve a ajustar a fines de febrero.

Para la 2011, al menos en este informe preliminar, los números son relativamente auspiciosos. Según los cálculos de la entidad, este año habrá un 6% más de uva que en la campaña anterior. Teniendo en cuenta que 2010 fue una cosecha ligeramente corta en volumen, el dato es alentador, aunque no tanto como el mercado hubiera querido recalentado por demanda externa creciente y con acotadas existencias de vino en bodega.

Por esa circunstancia, y debido a las fuertes contingencias climáticas que azotaron a la provincia de Mendoza –verdadero pulmón del vino argentino-, este año el dato fue particularmente esperado y trajo algo de alivio a los departamentos de enología de las casas vinícolas.

Hasta ahora, se hablaba de pérdidas de hasta el 30% en la principal provincia productora. La helada tardía del 9 de noviembre, sumada algunas tormentas fuertes de granizo, habían agregado incertidumbre al panorama y nadie podía asegurar con certeza cuánto era la pérdida que afectaba a la provincia.

Según este informe, y hasta ahora, Mendoza perdió por accidentes climáticos del 20% de su producción. Con un agravante: la fuerte y sorpresiva helada de noviembre pasado afecto principalmente a las zonas productoras de mejor calidad, como Valle de Uco y Luján de Cuyo. Ahí las pérdidas se concentran en viñedos prestigiosos. Tal y como adelantó Guillermo García, presidente del INV, en la vendimia 2011 “habrá problemas de disponibilidad de uvas de calidad.”

Por suerte, los productores de otras regiones aledañas, como Neuquén y San Juan, no vieron afectadas sus proyecciones y para este año esperan cosechas superiores a la media, siempre según el informe oficial. Algunos productores de San Patricio del Chañar, incluso, afirman que varias bodegas mendocinas se han acercado a la región para garantizarse la disponibilidad de uvas de calidad en la vendimia que se aproxima.

Por ahora, y a 3 semanas del inicio de la vendimia para variedades blancas en San Juan y el NOA, los datos parecen alentadores. Aunque, claro está, de aquí al 25 de febrero, cuando se conozca el nuevo pronóstico ajustado, aún pueden pasar muchas cosas. Mientras tanto sólo resta esperar.

Fuente: lmneuquen


Comments are closed.