RSS

El pronóstico llega con el anuncio de un plan estratégico para el Este

Impulsado por la UVA, se presentó la semana previa a la estimación de vendimia 2011. Apunta a revalorizar el mayor polo productivo local.

Las estimaciones de cosecha varían desde la calidad de la uva en el Valle de Uco hasta el volumen de la zona Este. (Los Andes)

Desde la coincidencia de que las heladas parciales impactaron de lleno en el cuaje de la uva, las estimaciones acerca del primer pronóstico de cosecha son variables. Mientras muchos asumen que ya se afectó la calidad de uvas de alta gama en el Valle de Uco, otros temen por el volumen en la zona Este, donde el corrimiento de los granos va a sentirse en las básculas. Sea como fuere, todos anticipan una lucha sin cuartel por asegurarse lo mejor de la vendimia, que ya se siente en los precios, donde los primeros sondeos por malbec sitúan el kilo a $ 6.

Paralelamente, a la espera de que el INV dé la primera estimación oficial, dirigentes de cámaras y asociaciones se encolumnan detrás de  un objetivo: un plan estratégico para la región Este, que se hizo público a pocas horas de que el gobernador Jaque presentara el suyo con Mendoza al 2030.

Oficializado por José Zuccardi en la cena anual de la UVA, la iniciativa no es menor tratándose del mayor polo productivo de Mendoza, que concentra la 1/3 parte de la producción argentina y que aglutina, salvo al Centro de Bodegueros, a un buen número de entidades como Acoovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas), la Cámara de Comercio de Rivadavia, la de Productores y Exportadores de Mosto, y la Asociación de Viñateros, junto a la Unión Vitivinícola. Entre los apellidos aparecen Falasco, Palazzo y Carricondo, entre otros grandes elaboradores, todos agrupados en la Coordinadora de entidades que preside José Luis Lanzarini, titular del Fondo Vitivinícola.

“Existen coincidencias en mejorar,  porque 10 millones de quintales pueden significar el éxito o el fracaso de la vitivinicultura. En ese sentido, este concepto, el de partir de un plan global para “bajarlo” a la realidad territorial, es lo que se impone en el mundo, caso Francia, Italia o EEUU. Hay gente que está invirtiendo pese a los discursos negativos que se aferran al argumento de la crisis para pedir asistencia oficial”, explicó el gerente de UVA, Sergio Villanueva.

En fase de diagnóstico a cargo del INTA (estaría listo tras la vendimia), el proyecto tiene un amplio respaldo técnico y académico, con la Facultad de Ciencias Agrarias y la de Ciencias Económicas,  junto a los grupos Crea.

Y, con la mira puesta en la revalorización de vinos básicos y el desarrollo de los subsectores, avanza en paralelo, aunque no vinculado, con otras dos acciones: la marca regional que impulsa el Centro de Bodegueros, y el programa para Pequeños Fraccionadores que, con apoyo del Gobierno, busca, por su parte, potenciar a las bodegas pyme para que diseñen sus propias tácticas comerciales y marcas. El mismo día se realizó un workshop con los trasladistas que buscan cambiar su perfil.

Una coincidencia con el Centro de Bodegueros del Este es la búsqueda por un mayor prestigio. De hecho, la semana anterior había suscripto un acuerdo de aprovisionamiento con Bodegas de Argentina, en el que los trasladistas  se comprometen a abastecer de vinos de calidad a la demanda de las grandes bodegas, asegurándose un mercado estable.

Pronóstico y despachos arriba

“El agua será clave”, señala un dirigente sobre la disponibilidad del recurso que ya tiene en juego reservas de 2011 y provocó que algunas propiedades no recibieran su turno de riego y sufrieran más el rigor de las heladas.

Por otra parte el INV dijo no al pedido de Bodegas de Argentina de contar con un informe detallado por departamento y variedad. “Se necesita mayor grado de tecnología. Al menos nos llevará tres años implementar un programa”, reconoció Guillermo García, cuya principal apuesta es el sistema GPS que “debutó” para el Censo Vitícola. García también admitió que “han habido zonas muy afectadas con porcentajes altos y bajos”.

En tanto, noviembre asoma como el único período de 2010 que registra un repunte de los despachos, con el 6,1% respecto de 2009, aunque insuficiente para recuperar la curva negativa del año. Sin  junio (con el lógico crecimiento que sostiene la liberación del vino nuevo), los casi 950 mil hectolitros en salidas de vino atenúa en algo más de un punto el rojo en el acumulado anual (de -8,4% a -7%).

Fuente: Los Andes


Comments are closed.