RSS

Bodega Atamisque, una bodega que sorprende

La bodega Atamisque venía sorprendiéndome por sus espumantes Cave Extreme y Extreme, mi favorito, pero grande ha sido mi sorpresa al atravesar el portón de entrada.

Es una bodega perfecta, diferente, y ahora les contaré por qué:

A la derecha en la entrada se encuentra el Rincón Atamisque, un lugar cálido, confortable, muy pintoresco con un interesante menú que incluye varios platos con truchas, pastas y variedad de postres y otros productos de la finca como manzanas, cerezas, peras, duraznos y nueces.

 

Siguiendo el recorrido sobre la izquierda se eleva majestuosamente el Chateau del dueño de la propiedad el Conde John du Monceau, quién se encontraba en su reposera mirando el maravilloso campo de Golf, un campo con unos greens perfectos que recorren parte de la bodega. Grande fué mi sorpresa al ver un gran lago don patos y cisnes que con sus crías atravesaban el lago.

Continuando el camino está la cancha de tenis sin estrenar.

Como si todo fuera poco, empezamos el ascenso con Laura, encargada de turismo de la bodega, por caminos serpenteantes, haciendo curvas y contracurvas con la camioneta, deteniéndonos frecuentemente por mi fascinación por el lugar y mis deseos de tomar fotografías.

 

Arriba encontramos a Claudio, un especialista en Piscicultura quién nos contó como llegan las truchas, como se alimentan, como las trasladan a una pileta redonda mas grande al alcanzar cierto peso y luego como al alcanzar el tamaño de adultos, son puestas en grandes piletones, alimentadas y cuidadas.

Seguidas ascendiendo esta bodega con montañas propias y vislumbramos un Cristo en lo alto, cual Río de Janeiro en una bodega del Valle de Uco.

Philippe Caraguel

La bodega en sí está construida con un estilo moderno, de vanguardia, con una cava espejada que se puede ver desde la amplia sala de degustación.

Los vinos son de una calidad excepcional y Philippe Caraguel, el Director de Atamisque que es Ingeniero agrónomo y Enólogo de la universidad de Monpellier, Francia, ha compartido conmigo el resto de la tarde degustando deliciosos néctares varietales de la bodega y el Assemblage.

Además de Malbec se elabora Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Sauvignon, que expresan toda su personalidad por tratarse de suelos de origen aluvional, rocoso, franco arenoso. El agua de riego es pura y de una calidad única al tratarse de una surgente cuya naciente corresponde al derretimiento de los hielos cordilleranos y de perforaciones subterráneas.

La bodega tiene una capacidad de 500.000 litros y se trabaja por gravedad. El diseño estuvo a cargo del prestigioso estudio Bormida & Yanzón.

Las barricas que Philippe utiliza son del mejor origen ( Taransaud, Demptos), que provienen de los bosques Vosges, Troncais, Allier y Nevers de Francia.

Los viñedos están a 1250 sobre el nivel del mar y algunos tienen más de 80 años. Tienen la línea Serbal: Chardonnay, Rosé y Malbec. Catalpa: Malbec, Pinot Noir, Merlot y Chardonnay y la línea Atamisque: Malbec, Cabernet Sauvignon y el delicioso Assemblage.

Los espumantes son: Cave Extreme, Extreme y Paul Rigaud.

La línea Catalpa Premium tiene una crianza de entre 10 y 12 meses, la Línea Atamisque tiene una crianza de 14 meses en roble francés nuevo, para el Malbec y el Cabernet Sauvignon y de 16 meses para el Assemblage.

Cada minuto en esta bodega es una sorpresa, porque en el recorrido también verán una cascada que baja velozmente desde lo alto de la montaña, a solo un metro de su auto.

De increíble paisaje, excelentes vinos varietales, elegantes, con la fruta que se destaca con su tipicidad varietal, con notas de madera bien integrada, con un final largo en todos los casos y con un Assemblage de gran nivel por su sabor único.

Próximamente se empezará a construir las Atamisque Wine Lodge, unas cabañas de ensueño entre los viñedos con lago, cancha de tenis, cancha de golf, molinos de agua, cascadas, aromaterapia, spa, restaurant y por supuesto la visita a la bodega.

Wine Report agradece la invitación a Jean Edouard de Rochebouet, a Philippe Caraguel por su generosidad y por transmitirme sus conocimientos, por su compañía a Laura Luconi, y por supuesto, al Conde John Du Monceau y a su esposa Chantal.

Para visitas contactarse a:

turismo@atamisque.com

www.atamisque.com

Podrán encontar mas fotos en nuestra página en Facebook.


Comments are closed.