RSS

Cavas del 23 inauguró su posada con habitaciones en antiguos piletones

La bodega presentó una original propuesta: donde antes se hacía vino, ahora los turistas pueden tener un momento de relax. Además, se ofrecen degustaciones

 

Cavas del 23 inaugura su Posada Cavas, una original propuesta turística en las instalaciones de la misma bodega, en la que se refuncionalizaron antiguas piletas de cemento destinadas al almacenamiento de vinos para ser transformadas en habitaciones, espacios de degustación con oferta gastronómica y recepción de clientes.

Para este proyecto, la bodega, de capitales nacionales, invirtió alrededor de u$s 400.000 y, de esta manera, ofrece una nueva y completa propuesta en la “Ruta del Vino” en Mendoza.

Cavas del 23  está ubicada en la localidad de Rodeo de la Cruz, departamento de Guaymallén. El edificio es una reliquia construida en 1923 que reúne las condiciones para llevar adelante el proyecto de una bodega pequeña, destinada a producir vino de calidad en partidas limitadas. El edificio fue reacondicionado, manteniendo su estructura y materiales originales, para conservarlo como monumento histórico.

La bodega original contaba con 10 piletas de cemento, de 100.000 lts. cada una, que actualmente no son utilizadas en la elaboración de los vinos de Cavas del 23 , ya que estaban preparadas para almacenar vinos a granel.

Ocho de ellas fueron dadas de baja ante el INV y se las recicló conservando la estructura original.

Así nació la Posada Cavas. Las reformas fueron muy amplias, se abrieron puertas y ventanas en el hormigón, se revistieron los interiores y se adaptó cada una con una función diferente destinada al turismo enológico.

Las piletas están dispuestas en dos filas. Sobre la batería del lado Este se realizó la Recepción y a continuación la sala de degustación; ambas pintadas del color uva para ambientar la sensación de estar dentro de una pileta.

 

La sala de degustación cuenta con una cava refrigerada que permite conservar los vinos tintos, blancos y rosados a la temperatura exacta de su degustación. Además, el visitante tiene la posibilidad de elaborar sus propios “cortes” de vino con las guardas en pileta.

La tercera pileta quedó con el revestimiento original, donde está ubicada una galería de arte con exposiciones de artistas plásticos de la provincia de Mendoza. Las dos piletas restantes han sido recubiertas con espuma de poliuretano para poder almacenar allí los vinos que el proyecto turístico estima consumir. Además, se edificaron dos baños para el público.

Sobre el lado Oeste, se construyeron dos habitaciones dobles con todas las comodidades para el huésped: TV satelital, baño privado y servicio de desayuno. De las tres piletas restantes, dos han quedado sin modificar ante el INV y una se utiliza como depósito.

Además, la Posada Cavas cuenta con un parque con viñas plantadas, un deck con un yacuzzi al exterior y un quincho -donde se sirven los desayunos, almuerzos y cenas de cocina regional- que mantiene el estilo de construcción de la bodega original, en el que se utilizaron materiales nobles como madera de pinotea antigua, techos de caña y chapa.

Posada Cavas ofrece la posibilidad de realizar eventos empresarios como congresos, jornadas de capacitación específica, cursos de cocina regional, así como eventos familiares como cumpleaños, casamientos y otras reuniones sociales. Todo ello combinado con el entorno de la bodega y con la posibilidad de efectuar degustaciones grupales.

Fuente: iProfesional


Comments are closed.