RSS

Santaolalla lanza su cerveza mendocina

Exitoso en la música, el cine y también con los vinos, Gustavo Santaolalla presentará una cerveza artesanal hecha en Potrerillos, criada en barricas y envasada en botellas de champán.

 

En el país sólo se podrán encontrar en algunas vinerías y restaurantes exclusivos.

Con el envión de los entusiastas primeros pasos en el negocio del vino, llegó el momento de incursionar en el de la cerveza artesanal. Un exclusivo restó de Palermo es el lugar elegido por Gustavo Santaolalla -nombrado embajador del vino argentino  por Wine of Argentina-  y su socio mendocino en “Cielo y Tierra”, el músico Tilín Orozco, para presentar el miércoles 24 de noviembre a sus nuevos productos.
 
Se trata de sus dos primeras marcas artesanales: la Grosa, en botella de 660 centímetros cúbicos, y su pariente top, o “re” premium, Re Grosa, en la cual dejaron fluir la impronta vitivinícola al envasarla en botellas estilo champán.

Ambas son producto de una alianza con la familia Maccari, dueños de Jerome, el emprendimiento ubicado en Potrerillos. “Estamos evaluando dónde, pero también vamos a presentarlas en Mendoza, porque es nuestro lugar. Como los discos, que compartimos con amigos y vecinos”, cuenta Tilín durante una pausa mientras ajusta detalles del lanzamiento.

La apuesta tiene varias características para distinguirse en puntos de venta que, según se anticipa, serán exclusivos, como algunas vinerías. Sus hacedores remarcan el carácter artesanal, pero sobre todo que a pesar de competir con el vino, la influencia del estilo se hace sentir en  “la primera cerveza añejada en barrica”.  De hecho, el tiempo de guarda diferencia a la Grosa (un año y medio) de la Re Grosa (dos años y medio).

Lógicamente, los volúmenes acotados de la primera “edición” condicionan a la distribución . Es que mientras de la premium  se lanzarán 10 mil botellas, la versión  más top promete agotar rápido sus primeras mil. En ambos casos, sólo resta “vestir” a los envases, pero Orozco no disimula al decir que, “es tan novedoso que los que saben ya nos las están pidiendo incluso sin etiqueta”.

Por lo pronto, en el país sólo se podrán encontrar en algunas vinerías y restaurantes exclusivos. Porque, según Ricardo Vaccari, otro integrante del equipo:  “Queremos aprovechar los mismos canales para llegar al target de los vinos, donde son valorados”.

Origen, presente y futuro

¿Cómo se gestó el proyecto? es la pregunta inevitable. “Nos llevó mucho tiempo de pruebas. Todo surgió un día a mediados de 2006, cuando paseando por la montaña con Gustavo y unos amigos fuimos a una cervecería artesanal. Él había probado distintos estilos en varios lugares del mundo, pero le gustó la idea y la gente que la hace…se nos ocurrió producir algo similar buscándole la vuelta: hacerla en barrica. Si bien los técnicos nos dijeron que era costoso, pensamos ¿porqué no?”.

En la decisión mucho tuvo que ver las medallas de oro obtenidas por sus malbecs “Celador”, “Don Juan Nahuel Malbec“ y “Don Juan Nahuel Reserva”  en el concurso internacional  “Selectiones Mondiales du Vin”, realizado en Québec (Canadá), precisamente añejados en las barricas que luego le dieron forma a Grosa y Re Grosa.

Mientras el mismo equipo que participó de la primera experiencia vitivinícola  se aboca a la apuesta por la cerveza, “Cielo y Tierra” disfruta de su presente comercial en vinerías, free-shops y hoteles prestigiosos de Inglaterra y USA.

No obstante, a diferencia de los volúmenes controlados de Don Juan Nahuel y Celador,  ni Santaolalla ni Orozco descartan ampliar la producción de Grosa y Re Grosa”pero no mucho más.  Dependerá de la demanda. Pero tenemos técnicos increíbles como el enólogo Juan Carlos Chavero, y el aporte invalorable de la familia Maccari, quienes entendieron lo que queríamos”, destacó Tilín Orozco.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.