RSS

El enólogo que se convirtió en el “pase del año”

José (Pepe) Galante después de 34 años dejó Catena Zapata para liderar el equipo de Salentein, en Valle de Uco. En su nuevo puesto pretende llevar sus vinos a lo más alto. Las claves y objetivos de un profesional top dentro de la industria.

 

Galante pasó de Catena Zapata a Salentein. Su visión sigue estando en el exterior.

¿Es el pase del año? Le preguntamos a José (Pepe) Galante, como si se tratara de la transferencia de un jugador de fútbol de la primera división. Pero este enólogo de 59 años, 34 de los cuales los dedicó a la vitivinicultura de la famosa Catena Zapata, prefiere cultivar el perfil bajo, aunque de alguna forma asiente a la definición.

Y aunque a él le cueste reconocerlo, en el ámbito de las grandes bodegas de Mendoza y el país se sabe que la salida de Galante de Catena para convertirse en el primer enólogo de Salentein, está en el primer puesto de los pases de 2010.

Es que Galante fue parte de la transformación de esta industria y de su posicionamiento con productos de calidad en el exterior, donde la bodega que acaba de dejar es un símbolo para los extranjeros. Muchos llegan a Mendoza buscando puntualmente un Catena Zapata.

Y en este punto sí reconoce su impronta en la transformación de nuestra industria, para convertirse en uno de los emblemas del vino del Nuevo Mundo. “Haciendo un repaso, creo que he sido protagonista y partícipe activo de la gran transformación de la Argentina en el mercado vitivinícola.

“Mi partida de Catena fue una circunstancia natural, después de muchos años, de agotarse un ciclo, algo previsible. Probablemente mi decisión se demoró mas de lo que debía”, reflexiona ahora, sentado en una de las galerías del restaurante Killka, dentro de su nueva labor.

En principio pensó en un trabajo más tranquilo, en dedicarse a la consultoría, a brindar su experiencia a diferentes emprendimiento. “Pero tuve el ofrecimiento de Salentein y me sentí motivado, fue un gran desafío. La ubicación, el lugar, la infraestructura te dicen que es un gran proyecto”, desliza.

Es que esta marca ya es referente del Valle de Uco. Tiene terrenos por 2 mil hectáreas, de los cuales 700 están cubiertos por viñedos ubicados en una serie de elevaciones que se encuentran entre las más altas del mundo y que van de los 1.050 a los 1.700 metros sobre el nivel del mar.

“El objetivo es aportar a que la empresa sea el gran referente del Valle de Uco, es mi desvelo. Estamos a dos años de hacerlo (teniendo en cuanta los tiempos de los vinos que ha empezado a elaborar Galante). Los premios ayudan muchísimo y las ventas también, el desafío es ganar todo”

 

“Malbec en Valle de Uco”

Otra pregunta obligada a este referente indiscutido de la vitivinicultura Argentina tiene que ver con los malbec y el terroir en los que se producen. El se destacó en una zona de lujo como es Luján, pero ¿que pasa con los del Valle de Uco?, una zona mucho más alta.

“Cuando arrancamos en Catena, estábamos en la zona clásica productora de vinos de alta gama, era la denominada Primera Zona: Luján y Maipú”, recuerda y agrega que después empezaron a incursionar en el Valle de Uco: “Descubrimos que había otra expresión en cuanto aromas y sabores.

“Acá (Tunuyán) los malbec son diferentes en cuanto a intensidad colorante, expresión aromática y textura de taninos. Al explorar zonas en alturas empezás a descubrir terroir únicos, que no se pueden repetir en otros sitios”, desliza.

Para Galante, allí el malbec también es la variedad emblemática, pero con su sello propio: más exótico. “La característica floral de violeta, propia de la altura y del Valle de Uco y una gran intensidad de aromas frutales”.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.