RSS

“El consumidor argentino, al elegir un vino, es más fiel a las marcas y se atreve menos al cambio”

iProfesional dialogó con el enólogo Miguel Navarro, quien actualmente es el responsable de la elaboración de las líneas de la joven bodega Terrasur. Cómo destacar un vino en la “marea” de marcas, las apuestas para 2011 y sus etiquetas favoritas, algunos de los ejes de la charla con el experto.

Terrasur es una bodega joven en el mercado: en 2008 inauguró sus establecimientos y recién el año pasado comenzó a hacerse conocida por ofrecer vinos pensados para satisfacer a aquellos consumidores que buscan una excelente relación precio-calidad, como son los varietales de su línea Obelisco.

A pesar de esto, se trata de una bodega con mucho “background” en sus espaldas: su propietario, Francisco Acosta, hace 50 años que se dedica en Mendoza a la producción de uvas de alta calidad.

Después de trabajar durante décadas en la primera parte de la cadena de esta industria, finalmente decidió lanzar su propia marca y fue ahí cuando contrató a Miguel Navarro, un experimentado enólogo con un amplio currículum, dado que fue líder del proyecto Argento, trabajó en el vino Alamos (del Grupo Catena) y también estuvo a cargo del diseño del proyecto de la bodega El Portillo (Grupo Salentein), entre otras actividades.

En este contexto, Vinos & Bodegas dialogó con Navarro sobre las claves para destacarse en un mercado cada vez más saturado, así como también sobre los próximos pasos de Terrasur, una de sus últimas apuestas.

•En los últimos años creció la multiplicidad de etiquetas, pero también es cierto que están desapareciendo muchas, en un contexto de caída en los segmentos no premium. ¿Cuáles son las claves para posicionar un vino del tipo “best buy” en medio de tanta competencia?
Después de haber pasado por experiencias muy importantes, como fue ser enólogo líder del proyecto Argento, hasta el año 2004, en bodega Esmeralda, aprendí a amar esta tierra y conocer su potencial. Y las claves son el conocimiento de la tierra y sus microclimas, los métodos de elaboración que resalten el potencial frutal, no dejar de lado lo que el consumidor busca, la constancia en la calidad y un equipo de trabajo que disfrute de lo que hace.

•¿Con qué se encuentra hoy un consumidor que decide comprar un Malbec de Terrasur en el competitivo segmento de los $20?

Con un gran potencial varietal, con taninos dulces, un vino de color rojo rubí, con dejos de violeta, la fruta siempre presente sin oxidación y una concentración de componentes nobles acorde al segmento de precio.

•A la hora de concebir la línea Obelisco, ¿pensaron en los paladares del mercado doméstico o también lo adaptaron al gusto internacional?
Esta pregunta nos hicimos hace ya unos años. El mercado doméstico acepta el vino muy fresco, casi te diría sin que madure, más allá de que esto está cambiando. Por su parte, el mercado internacional quiere un vino frutado pero bien maduro a la hora de consumir, entonces la política fue hacer un sólo corte de vinos y buscar un equilibrio entre los dos mercados. Por la globalización el propósito es que un consumidor extranjero pruebe un Obelisco en su país o aquí y que sea el mismo vino.

•Si tuvieras que profundizar en las diferencias entre las tendencias en el consumo que ves en la Argentina y en un mercado clave como EE.UU., cuáles serían?
Las tendencias de consumo se han ido achicado con el tiempo, en el segmento que tiene Obelisco debemos ser parejos, globales, no cambiar de un lugar a otro, siempre ser constantes con la calidad. Los consumidores en EE.UU. se manejan con un nivel adquisitivo distinto, y por eso son mas infieles a las marcas, prueba muchos más vinos de distintos países. Yo diría que tienen un paladar con más aceptación a los cambios.

En cambio, el consumidor argentino, al elegir un vino, es más de marcas de años, creo que se atreve menos al cambio. Es por eso que nosotros queremos imponer aquí en el consumo doméstico un sabor mas internacional, sin dejar de pensar en nuestro mercado.

•Respecto a la bodega, con qué novedades nos vamos a encontrar en 2011?

Estamos planeando la ampliación de la bodega, llevar la capacidad existente a un millón de litros mas, hacer algunos cambios en el ingreso de uvas, y también venimos trabajando en las líneas de mayor valor, siempre pensando en dar al consumidor un equilibrio entre la calidad y el precio.

•Apuestan entonces a un vino con paso por roble…
En estos productos ya venimos probando con uvas de mayor concentración, y por lo tanto, esos vinos necesitarán un paso por madera más largo. Estamos haciendo algunas elaboraciones, tradicionales, para tener vinos con mas complejidad y con el uso de la madera dar al producto un mayor valor comercial.

•Además del Malbec, Cabernet, Bonarda, Syrah y Chardonnay, ¿están planeando sacar nuevos varietales o blends en el segmento “jóvenes”?

Estamos trabajando en bodega con elaboraciones de vinos varietales como Torrontés, Rosado de Malbec y hemos trabajado en estos años con Sauvignon Blanc. Creo que esas serán las variedades que irán completando el portafolio de Obelisco.

•La pregunta obligada es si están trabajando también en un ícono…

Todavía no estamos trabajando en ese segmento. Es muy probable que cuando afiancemos estos otros segmentos de mayor volumen comencemos a plantear una arquitectura para un Icono.

•Dónde estará Terrasur de aquí a cinco años? ¿Qué buscás como enólogo?

Terrasur estará exportando mucho más que lo que hoy vende y en el consumo interno seguramente me gustaría pensar que, de la gran cantidad de marcas, estaremos en mejor posición. Como enólogo busco llegar al consumidor con el mejor producto, lo que me produciría una gran felicidad.

•¿Cuáles son tus vinos favoritos que disfrutas tomar sólo o entre amigos?

Dejando de lado el Malbec, que es nuestro emblema, te puedo decir que me gusta probar cosas nuevas, y vinos de todos lados. Pero me encanta especialmente el Chardonnay de este valle. Llegar a casa y tomar una copa de este varietal bien frío me renueva la vida, y me alienta a seguir.

En cuanto a mis favoritos argentinos, Tapiz, tiene una línea que admiro, pero tampoco quiero que influya mi gran amistad con su enólogo. Un Santa Florentina Torrontés está muy bien. Un buen Pinot Noir francés estaría dentro de mis gustos. Y aquí paro, porque sería interminable la lista.

•¿Y qué vino de Terrasur recomendarías para un buen asado con amigos? ¿Algún consejo para resaltar todo su potencial?

En realidad te puedo aconsejar nuestros cuatro varietales tintos, el Malbec, Bonarda, Syrah y Cabernet Sauvignon, porque hay algo que tengo en claro y lo aprendí con la experiencia: en un segmento de precio, el portafolio de varietales debe ser parejo, todos deben gustar, y para un asado con amigos son ideales.

Para resaltar el potencial de estos vinos la temperatura de servicio es fundamental, servir entre 15 a 16° C, e ir manteniendo esto en el tiempo que dure la comida. La frescura viene muy atada a este tema.

Fuente: iProfesional


Comments are closed.