RSS

La marca del vino tiene que importar más que su DO

El enólogo francés Michel Rolland sostiene que una buena marca tendrá respeto del consumidor, “mientras que una mala no va a sobrevivir”.

Michel Rolland concedió en Burdeos una entrevista al diario mendocino Los Andes, refiriéndose a la industria vitivinícola francesa y la argentina.

¿Las Denominaciones de Origen aquí en Burdeos son determinantes, es un modelo que vale transplantar en la Argentina?

Esto todavía no existe en Mendoza y ahora que conocemos su límite no sé si vale la pena hacer lo mismo en la Argentina. Aquí se realiza por lugares (Pomerol, Medoc….) como en la Argentina podría ser Luján, Tupungato, Tunuyán, San Carlos. Pero para mí es el vino mismo, su marca, la que tiene que tener la fama más que su denominación.

¿Esto de llevar en la etiqueta la DO en vez de la marca no puede perjudicar en el caso de los que no hacen vinos de calidad?

Realmente me gustaría que perjudicaran más a la zona, porque así tendrían que desaparecer.

Entonces es mejor el sistema que utilizamos en la Argentina, en el que predominan las marcas sobre la DO…

Creo que sí, porque una buena marca va a tener respeto del consumidor y va andar bien y una mala no va a sobrevivir. Pero no es bueno que un mal vino no lleve la marca del dueño. Es lo que pasa en Francia, donde hay gente que produce vinos regulares y usan la denominación Burdeos; eso no hace bien a la industria.

¿En el mercado de EEUU compiten los vinos de ambos países?

Es que no están en la misma categoría. En EEUU los de Burdeos (diferentes denominaciones) están arriba de 110 o 115 dólares la botella. Claro que la gama es amplia y los hay desde 7 dólares a 500.

¿Y no es donde gana la Argentina en ese rango de precios de hasta los 20 dólares?

EEUU bajó un poco el promedio de precios (por la crisis económica mundial), porque la gente no compra vino tan caros como antes. Sin embargo, no hay un vino o un país que tenga la exclusividad dentro de un nivel de precios.

Hablando de las crisis, ¿cree que la industria ya salió, se puede volver a los niveles de venta previos?

Es muy simple: cuando llegó la crisis bajó todo (las ventas, sobre todo de los productos intermedios y más caros) de un golpe. Ahora está andando mejor, suben las ventas pero muy lentamente; no va a subir de la forma que bajó. Vamos a necesitar tiempo para volver al mismo nivel, o puede ser que no lo recuperemos nunca.

¿Cuáles son los segmentos de productos que más sufrieron?

La franja intermedia es la que ha sufrido más en el mercado de EEUU: los de arriba de 20 dólares y debajo de 80. En cambio, los conocidos por arriba de 80 funcionan, pero si sale una nueva marca por esos valores es difícil que ahora vaya a andar.

¿En cuanto al malbec, cree que sólo es una moda en EEUU o va camino a convertirse en un clásico como el cabernet sauvignon?

Ahora es una moda, pero para consolidarse primero hay que ser una moda, hay modas que entraron en la historia. Hay que seguir como ahora y no producir malbec de baja calidad.

Hace algunos meses se empezó a hablar de la zona francesa de Cahors, que esta produciendo sus “malbec”, en Mendoza algunos lo ven como competencia, como una amenaza. ¿Qué piensa al respecto?

No tienen nada que ver. Primero que son vinos muy diferentes, Cahors tiene una producción chica, de un clima más frío, suelo sin irrigación, menos alcohol, mayor acidez…

¿Pero no pesa la historia del vino francés?

Aquí en Burdeos hay una historia muy fuerte de la calidad de vinos. Cahors no es igual, no empezaron hace un siglo y medio, sino hace 20 años con los malbec. Entonces por ahí dentro de 50 años se puede pensar hacer una clasificación. Es como ahora, quién conoce de dónde viene cada malbec de la Argentina: muy pocos.
 

Fuente: Los Andes


Comments are closed.