RSS

Costos de producción y calidad jaquean la uva de mesa nacional

Pese a las innovaciones tecnológicas, este sector nunca levantó cabeza. Además, afectan el encarecimiento de insumos, mano de obra y dólar retraído.

Entre un 30 y un 50 % de la uva de mesa sin semillas sería destinada a la elaboración de pasa indicaron a Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO esta semana los principales referentes de este importante eslabón de la vitivinicultura sanjuanina. Nuestra provincia con unas 12 mil hectáreas destinadas a uva en fresco y desecar, concentra el 95% de la oferta nacional.

La causa tiene un origen fundamentalmente cualitativo. Los mercados no perdonarán más el relajamiento en el control de calidad de los racimos para consumo en fresco de los últimos años. Además, el volumen porcentual cedido a la pasa ya es ocupado por otras naciones mejor prestigiadas como Perú y Chile, que incluso reciben entre 2 y 3 euros más caja de 8,2 kilogramos.

También es cierto que el sector viene atravesando ya más de tres campañas duras, con accidentes climáticos y crisis internacionales que pegaron mal. Y si de llorar se trata, se suma “una inflación de costos productivos que va caballo cuando los precios internacionales y el tipo de cambio lo hacen de a pie”, tal como lo señalara el ingeniero Santiago Warnes, nuevo gerente de Expofrut en San Juan.

La última campaña los precios comenzaron por la nubes y terminaron en el subsuelo.

En general la fruticultura argentina tiene problemas y prueba de ello son los más de 500 despidos ocurridos recientemente en el Alto Valle de Río Negro.

Juan Bautista Pérez Ridao de la Ponderosa SA y el Ingeniero Enrique Ahún de Patagonian Fruit Trade, coincidieron en que las empresas seleccionarán muy bien los racimos que irán al exterior y por lo menos un 30% irá a desecar, debido a que los recursos son menores y no alcanzan para preparar el 100%.

Desde Expofrut, el ingeniero Warnes, consignó que mantendrán los volúmenes del año pasado, esto es unos 15 a 16 millones de kilogramos. Lo mismo sostuvo Ahún desde Patagonian Fruit, donde conservarán los 7 millones de kilogramos. Dato preocupante, si se considera que habrá más producción para igual demanda.

A mirar más cerca

A esta altura, muchos productores y profesionales se preguntan por el “Plan Uva” y al respecto el ingeniero José Molina Usín, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina -Coviar-, indicó que se viene trabajando firme en el mismo. Comentó que no sólo se han destinado fondos a la construcción de un laboratorio de pesticidas, sino también a la innovación tecnológica de los productores. Paralelamente en breve lanzarán una suerte de observatorio de mercados vitivinícolas que permitirá contar con información para una mejor y más rápida toma de decisiones comerciales.

Finalmente Molina consignó que “frente a la falta de competitividad internacional, hay revalorizar como el interno y Brasil, que en materia cambiaría aunque está peor que nosotros”.


Comments are closed.