RSS

Máquina para mostrar el vino saludable

Metido entre las directrices sobre consumo responsable, las botellas de vino pronto podrían presentar un sorprendente anuncio de salud nuevo: ‘Esta bebida es buena para usted’. Investigadores suizos y estadounidenses han creado un dispositivo que realiza una simple prueba para descubrir qué vinos contienen más propiedades saludables. Curiosos por saber por qué los franceses tienen un corazón sano a pesar de consumir alimentos grasos en salsas espesas, los científicos descubrieron que esto es en parte debido a su inclinación por uno o dos vasos de vino tinto. El secreto está en los polifenoles, sustancias antioxidantes en el vino que tienen un efecto positivo sobre el ritmo de envejecimiento del cuerpo y el cerebro humanos, y que parecen reducir el riesgo de enfermedades del corazón, obesidad, cáncer e incluso las arrugas.

Hasta ahora, los bebedores que se enfrentaban a hilera tras hilera de botellas de vino en su supermercado local no tenían la menor idea de qué botella contiene más antioxidantes.

Los investigadores suizos en la Escuela Politécnica de Lausana, en colaboración con colegas de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, dicen que han producido una máquina que rápidamente puede medir los niveles de polifenoles en botellas individuales. El dispositivo ha sido probado en 500 vinos suizos y está listo para ser comercializado en Francia.

Jean-Charles Hoda, uno de los miembros del equipo de investigación de Suiza, dijo que podía prever un día en que los vinos lleven avisos positivos para la salud. “Las propiedades antioxidantes del vino son bien conocidos, pero esta máquina significa que son capaces de medir los productos químicos reales en las botellas. Empezamos buscando esto desde un punto de vista médico, pero luego nos dimos cuenta de que había una aplicación comercial interesante”.

El dispositivo, del tamaño de una caja de cerillas, puede medir los antioxidantes en una gota de vino colocada en una tira reactiva y se espera venderlo a los bodegueros por unos 2.000 euros. La empresa suiza Diagnogene está planeando un modelo para bebedores de vino. “Puedo perfectamente imaginar a gente que escoja una botella de vino en vez de otra por ser más saludable para ellos”, dijo Hoda. “También ayudará a los productores hacer vino con más polifenoles. Sabemos que estos antioxidantes proceden de la piel de las uvas, que las uvas tintas que son mejores que las blancas, y que los niveles se pueden determinar por la duración de la fermentación y otros factores”.

Según Hoda, la prueba-piloto suiza ha puesto de manifiesto que la uva pinot noir ofrecee los mayores beneficios sanitarios. “Seamos honestos, debe ser mejor una copa de vino que tomar una píldora. Dentro de la moderación, por supuesto”.

Las afirmaciones por las propiedades positivas del vino -especialmente el tinto- en el corazón y el cerebro son conocidas desde hace tiempo, y no parten precisamente de ‘bons vivants’ franceses. En 2006 un estudio realizado por científicos británicos publicado en la revista ‘Nature’ afirmaba: “Un consumo regular y moderado de vino tinto está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria y a una menor mortalidad global”.

Fuente: El Mundo


Comments are closed.