RSS

Estados Unidos “Good News” para los vinos argentinos

En su edición de septiembre, Wine Spectator, destaca a dos vinos argentinos entre los “smart buys” y “best values” de su guía de compras, al tiempo que publica un listado con los nuevos vinos de Argentina. Además, en una encuesta realizada por la publicación, los consumidores mencionan a nuestro país como productor de vinos de excelente relación precio – calidad.

Todos los meses, la revista estadounidense Wine Spectator ofrece una guía de compras -“Buying Guide”- en donde recomienda los mejores vinos acorde a su precio. En la edición de septiembre, destaca entre los “smart buys”, vinos que ofrecen buena calidad a precios accesibles y que están ampliamente disponibles. Dentro de esta categoría, con 89 puntos se ubicó el vino argentino Altocedro Malbec La Consulta Año Cero, del cual se han elaborado 4.500 cajas (U$S15).

Karim Mussi Saffie, propietario de Altocedro, mencionó que “este vino es valorado por varios mercados y personas, empezando antes que nadie por nosotros que decidimos lanzarlo en 2007 como un up-grade de nuestro Reserva. Está elaborado con uvas de un solo viñedo de más de 100 años de edad, fermentado en barricas por más de 40 días con un porcentaje de Semillón y criado durante 24 meses en barricas nuevas de Borgoña”.

A su vez, resaltó que “estos puntajes inciden mucho en la ventas a Estados Unidos y es un reconocimiento hacia el vino y la bodega que el consumidor toma como un elemento más de valor y apreciación sobre la marca”.

Luego, en la categoría “best values”, que agrupa a todos aquellos vinos con resultados sólidos, precios moderados y amplia distribución, la publicación evaluó con 88 puntos al vino Bodegas y Viñedos O Fournier Malbec Uco Valley Urban 2009 (U$S11).

Según José Manuel Ortega, propietario de O.Fournier, “Urban Uco Malbec 2009 es un vino serio pero con un gran componente de pureza varietal. Los tres meses de roble francés ayudan a aumentar su complejidad. En boca, los taninos son muy suaves y frescos al provenir de uvas del Valle de Uco”.

Asimismo, mencionó que “aunque Estados Unidos es nuestro principal mercado, hemos tenido éxito en Inglaterra, Canadá y Brasil. Creo que este éxito viene dado por la calidad del vino y sobre todo, por el valor que se ofrece al consumidor”.

El consumo en Estados Unidos

Además de su guía de compras, Wine Spectator realiza periódicamente encuestas a los amantes del vino de Estados Unidos para conocer sus preferencias y hábitos de compra. Este mes se publicaron los resultados de una encuesta de consumo relacionada a la recuperación financiera de ese país. 

Un dato interesante es que a pesar de que Estados Unidos atravesó una de las crisis más severas en el mundo, el consumo de vino creció un 0,8%, alcanzando las 297 millones de cajas de 12 botellas en 2009, según estadísticas publicadas por el Beverage Information Group.

Sin embargo, según la encuesta realizada por Wine Spectator, los amantes del vino siguen consumiendo con cautela, interesados más que nunca en productos con una buena relación precio-calidad.

Entre las regiones vitivinícolas preferidas, a la cabeza del Nuevo Mundo, con el 39% de los votos, se ubicó la Costa Central de California, que incluye vinos de Monterey, San Luis Obispo y Santa Barbara. En relación a las del Viejo Mundo, hubo un empate entre España, Burdeos y la Toscana con el 41% de preferencia.

Lo interesante surgió cuando se les preguntó a los consumidores sobre los vinos de mejor valor para descubrir y muchos destacaron que debía prestarse atención a los vinos del Nuevo Mundo, principalmente a los países de América del Sur. Chile obtuvo el 43% de las respuestas, seguido por Argentina con el 40%.

Asimismo, cuando se les consultó sobre el estado o país como la fuente más confiable de vinos de excelente relación precio-calidad, apareció nuevamente América del Sur. El 43% eligió a Chile, seguido a corta distancia por Argentina con el 40%. California obtuvo el 36%, Australia el 34% y Washington el 29%.

El gasto por el vino sigue siendo el mismo

Entre los comentarios de los consumidores, un gran porcentaje destacó que hoy, debido a la oferta de vinos que hay en las góndolas, se pueden conseguir vinos de mejor calidad al mismo precio que el año pasado.

En relación a los patrones de gastos relacionados a la recuperación económica, alrededor del 40% de los encuestados dijo estar gastando igual o un poco más que el año pasado. Sin embargo, el 38% destacó estar gastando menos en comparación a hace un año (24% está gastando un poco menos y 14% está gastando mucho menos).

Otro de los resultados interesantes para las bodegas, es que los consumidores jóvenes son más entusiastas. Alrededor del 48% aseguró estar gastando más dinero que hace un año. De hecho, un consumidor de 20 años, resaltó: “todavía estoy aprendiendo sobre vino y cuanto más aprendo, más gasto”.

Uno de los puntos que se trató de averiguar, fue cuál es el rango de precios que mantiene mejor relación precio-calidad. En este sentido, el 30% dijo que los vinos de U$S15 hacia abajo, seguido por aquellos que van de U$S15 a U$S20 (29%). Sólo el 2%de los encuestados aseguró buscar vinos a precios menores de U$S8.

En relación a la frecuencia y ámbitos en que se consumen los vinos de mejor relación precio -calidad, el 72% de los encuestados, indicó elegir estos vinos para reuniones informales, entre semana. La segunda opción (54%) fue para consumirlos en fiestas y la tercera (52%), como aperitivo o placer.

Por otro lado, el vino tinto fue la bebida preferida de los encuestados (82%). Por cada 10 botellas consumidas, el 55% aseguró que incluiría una sola de vino espumante y el 28% ninguna. En el caso del rosado la situación fue peor: un 44% dijo no beber ni una sola botella de 10 y el 42%, sólo 1.

En cuanto a los vinos que se consumen con mayor frecuencia, dominaron los vinos de América del Norte. De cada 10 botellas consumidas, el 62% dijo que cuatro o más son de California, del noroeste del Pacífico y otras regiones de Estados Unidos y Canadá. El 68% aseguró elegir uno o dos vinos de Australia y Nueva Zelanda.

Entre las mujeres encuestadas, las cifras fueron diferentes. Más de la mitad indicó que de 10 botellas, cinco o más son de América del Norte. Alrededor del 46% dijo que una o dos son de Europa. El 43% destacó que sólo un vino de cada 10 podía provenir de América del Sur y el 37% de Australia y Nueva Zelanda. Sólo un tercio de las mujeres indicó estar comprando menos vino que hace un año, mientras que dos tercios, la misma cantidad o más.

Fuente: Area del Vino


Comments are closed.