RSS

Se adelantó la piedra, provocó daños y hay alerta de tormentas para hoy

No cesa el riesgo de más granizo, lluvias y hasta heladas para esta jornada. El sector más afectado ha sido el Valle de Uco. Hubo familias evacuadas y frutales afectados.

Tras la tormenta del domingo, con principal afectación en el Valle de Uco y el Sur provincial, ayer se registraron fenómenos de lluvia y granizo en diferentes lugares de la geografía mendocina. Además,  no hay nada asegurado para las próximas horas, ya que los meteorólogos anuncian que seguirá la inestabilidad, con lluvias, probables celdas graniceras y hasta nevadas en alta montaña.

Las tormentas que se desencadenaron en el Valle de Uco el domingo causaron anegamientos de viviendas, rotura de calles, la evacuación de familias humildes y daños importantes en unas 2.000 hectáreas al oeste de la ciudad de Tunuyán, en una zona rica en frutales, chacras y viñas.

El fenómeno meteorológico, de singular violencia, sorprendió a los productores porque tormentas de este tipo se esperan para más adelante, hacia la época estival, y no tanto en la primavera. La lucha aérea contra el granizo no estaba activada porque la campaña comienza el 1 de octubre.

Inclusive no pocos productores que poseen la malla antigranizo sobre sus plantaciones (fruta y vid), tenían recogido ese elemento protector a la espera de desplegarlo en las próximas semanas.

Pero, el domingo, entre las 18 y la 0 hora, se produjeron tres episodios de lluvia torrencial y caída de granizo como hace mucho tiempo no se producía en la jurisdicción, por lo menos en la época primaveral.

Lo preocupante es que la inestabilidad todavía se mantiene y ayer volvieron a desencadenarse núcleos de tormenta en los diferentes oasis cultivados de la provincia.
Ayer, mientras en Tunuyán el ciclo estaba con nubes y por momentos aparecía el sol, en Luján de Cuyo caía piedra con abundante lluvia. En el Este también se registraban precipitaciones y granizo.

En cuanto al saldo social de las tormentas acaecidas en la capital de la manzana, lo más grave fue que  unas 250 familias resultaron afectadas, con destrozos en sus moradas y pérdida de elementos hogareños. Los más comprometidos fueron los habitantes de los asentamientos precarios al lado del río Tunuyán y la ruta nacional 40, conocidos como El Progreso y barrio La Unión, cuyos ocupantes produjeron un prolongado corte de esa carretera que une la provincia de norte a sur.

Durante toda la noche, equipos de Defensa Civil y del área social de Tunuyán estuvieron auxiliando gente y repartiendo diversos implementos a las personas damnificadas. En el Albergue Municipal, a orillas del río Tunuyán y a un costado del barrio Güemes, fueron alojadas diversas familias, pero ayer a la tarde el número se había reducido a unas 10, con unos 30 niños en total. Estas personas fueron asistidos con ropa, calzado, pañales y artículos de higiene personal.

El vendaval también hizo estragos en áreas rurales, como la calle 25 de Noviembre y Moreno, al desbordarse el arroyo Claro, cuyas aguas inundaron precarias viviendas ubicadas a la vera de ese curso. Aquí, como en otras partes, se pudo comprobar que las aguas salieron de sus cauces naturales al taponarse éstos con basura y escombros.

José Eusebio Serrani, jefe del Departamento de Promoción de Desarrollo Económico municipal, describió que los daños en la producción se concretaron desde la curva de Ruano (sobre la ruta 92) hacia el oeste y el norte, principalmente en los distritos de Colonia Las Rosas (de manera especial en el paraje La Pintada) y en Villa Seca. Los principales cultivos dañados son áreas plantadas con frutas (pera, duraznos y ciruelas), cuyo destino es, en general, la exportación. También resultaron dañadas algunas chacras con ajo.

Los frutales, en plena floración, fueron muy golpeados. “Sí he visto montes de frutales con pérdidas muy altas. Ha sido un fenómeno muy atípico para la época”, dijo el  ingeniero agrónomo Rodrigo Serrani al recorrer la zona. Veteranos agricultores señalaron empero que hay que remontarse a 15 años atrás, ocasión en que se registró un fuerte granizo en primavera.

Fuente: Los Andes


Comments are closed.