RSS

La Iglesia católica mexicana en apuros por falta de vino para sus misas

La iglesia Católica de México busca nuevos productores de vino de consagrar e incluso podría importarlo de Chile, España, Italia y Francia, después de que tres empresas mexicanas que surtían la bebida suspendieran su producción, dijo el jueves un portavoz eclesiástico.

Las casas Domecq, El Vergel y Casa Madero que producían vino de consagrar en México, segundo país con más católicos en América Latina, suspendieron en los últimos meses su producción al parecer por su poca rentabilidad, según la prensa.

“Lamentamos que se deje de producir nacionalmente, nos veremos en la necesidad de importar, pero nos sorprende que no haya interés de otras casas de vino ya que en México hay un consumo considerable”, comentó a la AFP Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de Ciudad de México.

La jerarquía eclesiástica no tiene una cifra precisa del volumen de botellas de vino de consagrar que se consumen en México, donde 80% de sus 106 millones de habitantes se consideran católicos.

El vino usado en las misas tiene características especiales como el ser fabricado con uvas maduras y bajo nivel de alcohol (de 6 a ocho grados), explicó Valdemar. Puede ser blanco o tinto, aunque en México se utiliza más este último.

Los vinos utilizados localmente se pagaban a menos de tres dólares la botella, mientras los importados pueden costar cinco veces más.


Comments are closed.