RSS

Venden 18 millones de botellas de vino barato como Pinot Noir

wine

Una docena de establecimientos de Francia están acusados de realizar exportaciones fraudulentas a EE.UU. durante 2006 y 2008 por una cifra millonaria. Colocaron grandes cargamentos de una mezcla barata de Syrah y Merlot de baja calidad, haciéndolas pasar como vino premium.

red

Unas doce cooperativas de Francia acaban de ser condenados en el Tribunal de Carcassonne y fueron sometidas a altas multas por fraude: de 2006 a 2008 vendieron 18 millones de botellas de vino haciéndolas pasar por Pinot Noir. 

Sin embargo, se trataba de una mezcla de Syrah y Merlot baratos de la zona

Los envíos los realizaron a E&J Gallo, la mayor bodega de Estados Unidos, que a su vez vendía estas botellas bajo la marca Red Bicyclette.
El beneficio obtenido fue de 7 millones de euros

El diario español El Mundo, publicó un extenso comentario del director de la revista ‘Decanter’, Guy Woodward, quien destacó que “la noticia de que E&J Gallo, la mayor bodega del mundo, ha sido engañada por un grupo de descarados viticultores franceses es divertida y triste al mismo tiempo”.

“No es, sin embargo, sorprendente. La comedia nació del torpe intento de Gallo de aprovechar la locura por el Pinot Noir consecuencia de la película ‘Entre copas’ presentando su Red Bicyclette como un pinot francés auténtico, cuando resultó ser algo completamente diferente. No dice mucho de la profesionalidad de Gallo el hecho de que sus compradores no supieran distinguir entre Pinot, Merlot y Syrah”, recalcó Woodward.

“Es una triste verdad, sin embargo, que hay una gran cantidad de vino falso en todas partes. No estamos hablando aquí de botellas de ‘premiers crus’ bordeleses que pueden haber pertenecido a Thomas Jefferson… o no (vinos subastados como tales por más de 100.000 dólares son actualmente objeto de procesos judiciales en EEUU). Aunque las más refinadas botellas falsificadas son motivo de creciente preocupación en el extremo superior del mercado, la falsificación de vinos es igual de común en lo más abajo”, destaca el experto, según El Mundo.

Woodward recordó el caso del vino de la alabadísima Denominación de Origen Brunello di Montalcino, que tiene que hacerse exclusivamente a partir de la uva Sangiovese para poder ostentar la denominación.

“Pero la Sangiovese es una uva frágil y difícil, con tendencia a producir vinos diluidos en añadas malas. Pero no es nada que un buen chorrito de musculoso cabernet sauvignon no pueda enmascarar. Es una opción muy tentadora para los que exportan a EE.UU., donde gustan los vinos más potentes”, explica.  

“En Francia, el ‘Rey del Beaujolais’, Georges Duboeuf, fue multado con 30.000 euros en 2006 por mezclar ilegalmente vinos genéricos, menores, con sus ‘cuvées’ de vinos de ‘village’, más caras. Y, en Burdeos, el copropietario del ‘cru classé’ Château Giscours fue investigado en 1995 por la supuesta mezcla de vino genérico procedente de la denominación, más amplia, del Haut Médoc, en la segunda marca de la propiedad”, destaca.

“Se puede discutir todo el día en cuanto a si un vino tiene que cumplir con ciertos criterios para ser admitido como un buen vino. Si el Red Bicyclette de Gallo tiene buen sabor, ¿les molesta a los consumidores que sea merlot, y no pinot? Sin embargo, en vinos de más alto precio, la procedencia y la tipicidad son muy apreciadas por los amantes del vino”, recalca el especialista de Decanter.

 

 

Fuente: iprofesional.com


Comments are closed.