RSS

Quieren que Mendoza lidere la vitivinicultura desde lo político

vineyard

Senadores provinciales integrantes de las comisiones de Economía y de Hacienda y Presupuesto se reunieron con miembros de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), para conocer su funcionamiento y así iniciar el tratamiento final de la ley que promoverá la adhesión definitiva de Mendoza a ese organismo que ejecuta el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 (Pevi).Además, los legisladores confirmaron los avances en otra ley que permitirá que la provincia asista financieramente a los bodegueros en $1,5 millones.

Todos coinciden que la adhesión de Mendoza a la ley nacional 25.849, que creó la Coviar, “es una deuda pendiente” ya que la entidad funciona hace cinco años y recién ahora se plantea el asunto. Pero nadie discutió la demora.

Por el contrario, la preferencia pasó por conversar otras cuestiones, principalmente la necesidad de que Mendoza lidere políticamente la vitivinicultura argentina.

El senador Vicente Ruzzo (PJ) confirmó que está avanzada la sanción de la ley de adhesión. “Hemos debatido el proyecto, el cual le dará forma a un compromiso que la provincia ya tenía con el sector”, dijo.

También recalcó que la Coviar necesita “para su funcionamiento” un empréstito de $1,5 millones, el cual llegará en un proyecto de ley que ya discuten las comisiones.

Pero Ruzzo intentó otorgarle un perfil más político a la reunión, la que, a su entender, es el puntapié inicial para trabajar en el liderazgo de la provincia en la vitivinicultura del país. “Mendoza lidera el sector por el volumen de vinos, pero no está claro que lo haga desde lo político”, dijo el sureño. Y agregó que la provincia debe acompañar y “marcar presencia política en el proceso de integración” de la Coviar.

Por su parte, el radical Sergio Moralejo, presidente de la comisión de Economía, puso énfasis en la tarea integradora de la corporación. “Hoy no existe otra forma de trabajar que no sea en integración”, señaló, y explicó que los productores pequeños, de manera individual, difícilmente logren rentabilidad, pero integrados, reuniendo sus tierras, logran “unidades de cultivo más rentables”.

Moralejo destacó además el ejemplo del Pevi para otras regiones productivas del país. “Si el campo argentino tuviera un plan como el vitivinícola, no tendría los problemas que ahora tiene”, sostuvo.
Del lado de la Coviar, Eduardo Sancho consideró que la reunión con los legisladores sirvió para mostrarles los problemas del sector, más allá del marco legal convocante.

“Fue una buena oportunidad para plantear las claras diferencias que existen entre lo estructural y lo coyuntural. La Coviar es ‘tajante” en que su trabajo es estructural”, dijo el titular de Fecovita.
“Nuestra función principal es llevar adelante el Pevi y en eso estamos trabajando”, agregó.

Balance positivo

Aprovechando la llegada de los festejos vendimiales, Sancho hizo una especie de balance anual de la tarea de la Coviar. Así, destacó la integración de los pequeños productores a las bodegas. “Costó, pero ya llegaron los primeros fondos desde la Nación, se presentaron los programas y, si todo va bien, en poco tiempo habrá trabajadores integrados”, dijo.

También resaltó las acciones de promoción que se realizan cada año “con más consenso”, pero reconoció como debilidades “los pocos avances en las negociaciones internacionales” y “la falta de una adecuada acción en investigación y desarrollo”.

 

Fuente: CiudadanoDiario.com.ar 


Comments are closed.